ZTE no es un fabricante nuevo, ya hemos visto bastante de él en el mercado, aunque ahora parece que empieza a cambiar un poco de norte. La compañía china nunca se ha visto muy interesada en competir con los grandes del mercado, al menos en cuanto a especificaciones se trata, y más bien lo hemos visto enfocado en darse a conocer haciendo móviles competitivos solo en cuanto al precio. Sin embargo, el ZTE Blade S6 llegó para cambiar eso.

El nombre de este equipo, ZTE Blade S6, quizá nos haga pensar que tiene un parecido con el Galaxy S6 de Samsung, sin embargo, no es así. Aunque la compañía parece haber tomado la referencia del famoso móvil de la coreana, la inspiración del Blade S6, por así decirlo, ha venido más bien del iPhone 6 creado por la empresa de Cupertino.

Más allá del diseño, que podría ser su punto fuerte y débil al mismo tiempo, el nuevo equipo de ZTE de 5 pulgadas parece tener los ingredientes necesarios para competir en el saturado mercado de los gama media, sobre todo por su precio. Sin embargo, ¿serán sus características suficientes para ser una opción entre los consumidores? Veamos en detalle qué nos ofrece y cómo se comporta.

Diseño

El ZTE Blade S6 dispone de una pantalla IPS LCD de 5 pulgadas con una resolución de 720x 1280 píxeles, con lo cual alcanza una densidad de 294 puntos por pulgada. A pesar de la baja resolución, la pantalla de este equipo es muy buena: muestra colores vibrantes, buenos ángulos de visión y pocos reflejos.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-pantalla

Evidentemente, el ZTE Blade S6 es una copia del diseño del iPhone 6. Aunque es más grande, no dispone de un botón físico de navegación ni tampoco de una cámara sobresaliente, y los altavoces no están en la parte de abajo; el botón del centro, las esquinas redondeadas y los bordes curvados de la pantalla sí lo hacen parecer un clon del equipo de Apple.

La mejor manera de explicar el diseño del ZTE Blade S6 es imaginar un iPhone 6 plástico. Sin embargo, hay algo bueno en copiar a Apple, ya que es gracias a eso que el equipo tiene una apariencia elegante. El Blade S6 tiene un diseño “unibody”, mide 144 x 70.7 x 7.7 mm y pesa 134 gramos, lo que lo hace un móvil bastante delgado y ligero para tener 5 pulgadas. El cristal curvado lo ayuda a verse y a sentirse más delgado de lo que realmente es y es muy agradable y suave al tacto.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-cristal-curvado

En la parte inferior de la pantalla se encuentra el botón de inicio, un círculo que recuerda un poco el sensor TouchID de Apple, que también es utilizado como LED de notificación ya que se enciende al recibir algún mensaje o mientras se está cargando. El terminal también incorpora dos botones adicionales, sensibles al tacto, pero estos están ocultos cuando no se usan. En la parte posterior del equipo nos encontramos con una carcasa de plástico que imita el aluminio y en donde podemos observar la cámara situada en la misma posición que en el iPhone 6, aunque sin protuberancia. En el lado izquierdo del terminal tenemos la ranura para tarjetas microSD y las ranuras de nano-SIM dual, combinadas en una sola bandeja.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-carcasa-imitando-aluminio

Software & Hardware

El ZTE Blade S6 está equipado con un procesador Qualcomm Snapdragon 615 de ocho núcleos (cuatro Cortex-A53 a una velocidad de 1.5GHz y cuatro más a 1.0GHz) con arquitectura de 64 bits y con un procesador gráfico Adreno 405. Dispone de una memoria RAM de 2 GB y una interna de 16 GB, expandible a 64 GB con una microSD. El desempeño del equipo es aceptable para un terminal de gama media: abre cualquier aplicación sin problemas y corre todo tipo de juegos sin retrasos. El rendimiento no es sorprendente pero es bueno, es decir, aunque no ofrece nada excepcional, no hay quejas.

El equipo corre con Android 5.0 Lollipop fusionado con la interfaz de ZTE MiFavor 3.0, un software ágil que coloca todos los iconos en el escritorio, tal como lo hace iOS. Incluye animaciones rápidas, además de iconos personalizados para determinadas aplicaciones. También añade unas cuantas apps funcionales que aunque no son muy novedosas, tampoco entorpecen los servicios que ofrece Android por defecto.

En cuanto al apartado de las cámaras, el Blade S6 incorpora un sensor Sony IMX214 de 13 MP en la principal con una apertura de f/2.0, nada mal si tomamos que en cuenta que es el que usan dispositivos más costosos como el OnePlus One o el Xiaomi Mi4. Los colores son realistas y el detalle es agudo, aunque la poca iluminación del flash no ayuda mucho en condiciones de poca luz.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-camara-con-sensor-sony

Sin embargo, el software que incluye el equipo deja bastante que desear. La aplicación de cámara es básica y la configuración por defecto, llamada modo Simple, incluye los modos más comunes como Auto, HDR, Panorama, Beautify y Smile. Si este modo no es para ti, puedes cambiarlo al modo Experto, donde ciertamente perderás estas configuraciones preestablecidas pero podrás tener mayor control sobre tus imágenes en cuanto a exposición, ISO y balance de blancos.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-configuraciones-de-camara

En lo que respecta a la cámara frontal, el equipo incorpora una de 5 MP con una apertura de f2.2. La resolución es buena pero aunque dispone de los modos de disparo Beauty y Smile, no dispone de previsualización en tiempo real o la capacidad de hacer ajustes en los efectos. Esta cámara no parece tener los problemas que presenta la principal y a diferencia de ella, las imágenes tomadas con poca luz salen bastante brillantes.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-configuraciones-de-camara-2

El nuevo terminal de ZTE no solo permite el uso de dos SIM, Nano-SIMs para ser específicos, sino que también viene equipado con conectividad 4G LTE. Sin embargo, el Blade S6 no puede usar muchas de las bandas LTE de Estados Unidos, aunque sí las de Europa. Para evitar problemas de este tipo, los usuarios deben asegurarse de que el equipo funcione en las bandas de su lugar de residencia. Según las listas, el ZTE Blade S6 soporta las bandas 850/900/1800/1900MHz para GSM, 850/900/2100MHz para UMTS y 1800/2600/900/700MHz para 4G LTE. Asimismo, el terminal dispone de Wi-Fi, Bluetooth 4.0 y A-GPS. Aunque no dispone de NFC, el software Alive Share permite transferir archivos y jugar juegos de multijugador con dispositivos compatibles cercanos.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-conectividad-sim

La autonomía es uno de los puntos débiles de este equipo. La batería tiene una capacidad de tan solo 2400mAh, con lo cual apenas es capaz de llegar encendido hasta el final del día con un uso regular. Si le damos un uso extensivo, es probable que a mitad del día necesitemos conectarlo.

Experiencia de uso

A pesar de que el ZTE Blade S6 tiene una resolución de tan solo 720p, algo poco llamativo cuando vemos que en la mayoría de los equipos de esta gama es habitual ver móviles Full HD, el equipo tiene un panel de calidad. La pantalla se ve perfectamente bien desde cualquier ángulo de visión y las pérdidas de luz son mínimas. Cuando se está en exteriores no se producen muchos reflejos y el espacio de color es bastante amplio aunque la temperatura no es la más apropiada.

Aunque el equipo se siente cómodo en la mano, la suavidad de la carcasa podría generar problemas ya que el cuerpo no ofrece un buen agarre. Además, como ya decíamos, el equipo es “unibody”, por lo que la carcasa trasera no es desmontable. Aunque hoy día es común ver este tipo de equipos de cuerpo completo, ZTE podría haber hecho un mejor trabajo en este aspecto. Es decir, la idea de tener un terminal con esta característica es para que se sienta fuerte y resistente, algo que no logra el Blade S6. A pesar de tener este diseño, las partes internas no tocan la parte posterior del equipo, por lo que existe un poco de flexibilidad cuando se aplica presión cerca del centro.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-angulo-superior

En cuanto al tema del rendimiento, a pesar de que el equipo incorpora el procesador Snapdragon 615 y no el 801, su desempeño es muy bueno. La experiencia es rápida y fluida: se mueve bien entre pantallas, cambiando aplicaciones y jugando. Uno de los pocos problemas que presenta el equipo es un retraso que ocurre al presionar el botón de encendido (la pantalla tarda un poco en encender después de haberse presionado). Aunque se trata de un ligero retraso, el usuario tendrá que esperar un instante antes de que el móvil esté completamente funcional y, teniendo en cuenta que los usuarios hacen mucho esto, es probable que resulte un poco molesto. Otro detalle importante es que el equipo puede sobrecalentarse un poco cuando está haciendo múltiples tareas, sin embargo, este es un problema en casi todos los dispositivos.

En términos generales, las cámaras del ZTE Blade S6 sacan buenas imágenes cuando se tienen las condiciones óptimas de iluminación, con colores precisos y un efecto agradable cuando se toman fotos en primer plano. En interiores y en espacios con poca luz, las imágenes se ven menos nítidas, pero eso es de esperarse. Los problemas de la cámara no están relacionados con el hardware, por lo que en este caso la recomendación es descargar una aplicación de terceros para utilizarla. Un dato curioso es que el equipo viene con la app Camera360 preinstalado, lo que nos lleva a pensar que la compañía está consciente de las fallas de su aplicación.

Veredicto

A pesar de tener un cuerpo de plástico, una baja resolución de pantalla y una insuficiente batería, la experiencia al usar el ZTE Blade S6 es buena. Es ligero y rápido para la mayoría de las funciones, por lo que si tienes siempre un cargador a la mano y no te importa mucho el diseño plástico, el equipo bien vale la pena.

ZTE-Blade-S6-analisis-gizlabs-plano-general

Uno de los principales problemas del móvil es la compatibilidad de las bandas 3G y 4G, algo que es bastante decepcionante debido a que es un pequeño detalle que realmente puede limitar su uso en muchos países. Sin embargo, si estás en un país donde la red trabaje con las bandas permitidas, el ZTE Blade S6 es una buena inversión. Tendrás los mismos beneficios que ofrecen otros equipos más caros, pero a una fracción de ese precio (unos 200 euros).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.