Los beneficios de los videojuegos son muchos, y ya no nos cabe duda de que es una afición que, bien usada, puede dotarnos de muchas habilidades interesantes. Ahora un estudio de ManpowerGroup lo confirma: Las horas dedicadas a los videojuegos  ayudan a perfeccionar habilidades -como liderazgo, toma de decisiones o trabajo en equipo-, que son también las más demandadas por las empresas.

Son buenas noticias porque los datos del incremento en el uso de los videojuegos por la pandemia reflejan que ha disparado un 70% el uso de los videojuegos y eso son también buenas noticias para los 2.500 millones de ‘gammers’ que hay en todo el mundo.

Aquí puedes descargar el estudio de ManpowerGroup: GAME TO WORK

Y es que si bien durante años, pasar mucho tiempo frente a la pantalla de un ordenador o un televisor para jugar a videojuegos o juegos en línea se consideró una pérdida de tiempo -al menos, para todos aquellos que no llegaban a dedicarse profesionalmente al gaming. Sin embargo, un estudio de ManpowerGroup deshace ese mito y lo reformula: los jugadores amateurs de videojuegos han perfeccionado muchas de las habilidades más demandadas por las empresas hoy en día, como el trabajo en equipo, la toma de decisiones, el pensamiento crítico, el feedback efectivo, o el liderazgo.

¿Cuáles son los mejores videojuegos?

Ahora, ¿todos los videojuegos aportan los mismos beneficios. Parece que no. Hace tiempo compartimos una lista de videojuegos que potencian las habilidades profesionales. ManpowerGroup ha analizado más de 11.000 videojuegos de 13 géneros diferentes —acción-aventura, juegos de rol, música, etc.— para identificar las habilidades principales que ayuda a desarrollar cada uno de esos juegos, y relacionarlas luego con las competencias profesionales y con tipos de empleo donde son clave. Por ejemplo, un aficionado de juegos de equipo, deportes y carreras, como Call of Duty, FIFA, Rocket League o Mario Kart, perfecciona las competencias sociales necesarias para destacar, por ejemplo, como personal sanitario o responsable de un centro de atención telefónica, en tanto en cuanto estos juegos enseñan a dar feedback de forma efectiva, resolver problemas y/o superar adversidades inesperadas.

Por su parte, los juegos de estrategia, rompecabezas y de preguntas y respuestas, como StarCraft, Civilization, Pac-Man, Words with Friends o League of Legends, ayudan a que los jugadores desarrollen la capacidad de tomar decisiones, planificar, concentrarse y ser más perseverantes. Pensamiento crítico, creatividad, resolución de problemas o percepción social son algunas de las habilidades profesionales equivalentes, que capacitan para empleos relacionados con el control de calidad, producción y maquinaria, o la construcción.  

Los conocidísimos Assasin’s Creed, Monster Hunter, Pokémon o World of Warcraft son los juegos de aventura, acción y/o rol que señalan a los profesionales que mejor juegan en equipo. La comunicación, la toma de decisiones, el criterio y la colaboración son sus competencias laborales más destacadas, que les habilita como perfectos auxiliares de administración, analistas financieros o para cualquier entorno de atención al cliente.

A más horas de juego, mejores habilidades profesionales

A medida que las empresas se digitalizan y automatizan las tareas más rutinarias, y los responsables de Recursos Humanos buscan en sus futuros candidatos competencias sociales por encima incluso de las técnicas, los aficionados a los videojuegos empiezan a destacar como el Talento necesario para impulsar la competitividad de las organizaciones. Estas capacidades soft son, además, poco frecuentes y no se pueden aprender fácilmente. De hecho, en España un 41% de las compañías afirma no poder encontrar todas esas competencias necesarias para las posiciones abiertas.

Para ayudar a descubrir qué skills ha atesorado cada jugador y, en consecuencia, para qué empleo está mejor preparado, Manpower ha desarrollado Gaming Skills Translator, una herramienta online en la que cada candidato detalla los videojuegos a los que juega, su experiencia, su nivel de conocimientos y el tiempo que dedica.

En ese momento, la herramienta traduce esa información y extrae una equivalencia en habilidades laborales que, a su vez, los candidatos pueden añadir en sus CV o mencionar en sus entrevistas. Una vez completados estos pasos, el candidato puede subir su CV actualizado al sistema de ManpowerGroup y, de esta forma, posicionarse para aquellas oportunidades que mejor se ajustan a sus capacidades y preferencias. 

Este traductor de competencias también funciona en sentido inverso, y ofrece a los seleccionadores una solución muy efectiva para evaluar con más exactitud el potencial del candidato para la posición abierta. Sin duda, un tema apasionante porque deja en evidencia algo que en GizTab creemos firmemente: bien usados, los videojuegos pueden ser una fuente de conocimiento y muchos beneficios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.