Las innovaciones tecnológicas han llegado a las clínicas dentales para acabar con el ancestral miedo de las personas de ir al dentista. En España ya algunos odontólogos utilizan gafas de realidad aumentada con las que pueden reducir los índices de ansiedad de sus pacientes, al permitir que estos puedan tener el control de su comunicación, e incluso tener la posibilidad de realizar actividades durante la intervención.


Te puede interesar:
Realidad virtual y medicina: 10 usos del VR para mejorar la salud en la actualidad


Con las gafas de realidad aumentada el paciente puede navegar por las diversas opciones del software, ver vídeos, leer libros o visualizar las últimas novedades de Netflix por ejemplo, mientras el dentista realiza cualquier intervención. Si durante el tratamiento el paciente siente la necesidad de comunicar algo al odontólogo, preguntar cuánto falta o si necesita una pausa, lo puede realizar a través de la aplicación, conectada a un altavoz Bluetooth que emite mensajes predefinidos. Todo ello, sin interrumpir el trabajo del profesional.

Algunas personas se sienten nerviosas al visitar a su dentista, pero la odontología actual ha evolucionado mucho y ahora con estas gafas de realidad aumentada, la ejecución de tratamientos se convierte en una práctica cotidiana e indolora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.