LG NanoCell 8K y LG SIGNATURE OLED 8K llegan a España. Se trata de las propuestas de televisores 8K de LG que desde ya pueden comprarse a un precio que va desde los 4.999 euros. El portafolio de televisores de LG integra entonces dos tipos de paneles en sus TV 8K: por un lado el NanoCell y por otro el OLED. Aquí repasamos las ventajas y desventajas de cada modelo, así como las claves de la propuesta de TV 8K de LG.

Lo primero que hay que aclarar es que LG explican que sus televisores de esta resolución son TV con “8K Real“. Buscan acuñar esta definición basándose en los estándares de medición de resolución establecidos por el Consumer Technology Association (CTA) y aseguran que sus televisores 8K UHD superan dichos estándares. ¿Qué significa esto? Desde LG nos han explicado que dicha certificación demuestra que las pantallas de LG consiguen distinguir los píxeles entre sí para proporcionar la resolución adecuada. Y vamos a explicarlo en detalle seguidamente.

8K Real: ¿Qué significa?

La denominación de ‘8K real’, explican, requiere que el valor mínimo de Modulación de Contraste (CM por sus siglas en inglés) supere un umbral del 50%. Nos dicen que un televisor de 8K con un valor de CM inferior a estos umbrales requeridos no ofrece 8K real, a pesar de que el televisor puede tener el número suficiente (7,680 x 4,320) de píxeles. Así las cosas, desde LG aseguran que “las pruebas realizadas de acuerdo con estos estándares han dado como resultado que los televisores LG SIGNATURE OLED 8K y LG NanoCell 8K son los únicos que logran esos valores y por tanto, garantizan que los espectadores puedan disfrutar de contenido 8K“.

El portafolio de televisores de LG integra entonces dos tipos de paneles en sus TV 8K: por un lado el NanoCell y por otro el OLED

Ahora bien, ¿de dónde salen estas mediciones? Ponemos el foco entonces en el International Committee for Display Metrology (ICDM por sus siglas en inglés) que ha definido la medición de Modulación de Contraste (CM por sus siglas en inglés) que describe con precisión cuán distinguibles son los píxeles entre sí. Para que cualquier pantalla de televisión ofrezca la resolución indicada por su conteo de píxeles, el ICDM requiere que el valor mínimo de CM supere un umbral del 25% para imágenes y 50%.

Por tanto, nos explican desde LG, “un televisor de 8K con un valor de CM que es inferior a estos umbrales requeridos no ofrece 8K real, a pesar de que el televisor puede tener el número suficiente (7,680 x 4,320) de píxeles”. Explican además que las pruebas realizadas de acuerdo con estos estándares dieron como resultado que ambos televisores LG SIGNATURE OLED 8K y LG 8K NanoCell logran valores CM en el rango del 90%, lo que garantiza que los espectadores podrán disfrutar de todos los detalles en el contenido 8K con los televisores LG 8K.

LG TV NanoCell 8K, el “8k barato”

El televisor NanoCell 8K de LG ofrece una experiencia de inmersión total gracias a su excelente color, contraste y detalles. La tecnología Nano Display de LG genera imágenes increíblemente nítidas a gran escala. Nano Color filtra las impurezas para mejorar la reproducción del color y Nano Black – tecnología avanzada Full Array Local Dimming Pro optimizada para 8K – hace que se obtenga negros más profundos y un mayor contraste.

El televisor NanoCell 8K de LG ofrece una experiencia de inmersión total gracias a su excelente color, contraste y detalles

¿Cómo consigue convertir el contenido a 8K si no hay videos 8K disponibles? Desde LG explican que su TV 8K NanoCell pueden convertir contenido de 4K (3.840 x 2.160) o Full HD (1.920 x 1.080) en una imagen perfecta de 8K. Este rendimiento se ve mejorado por el procesador inteligente α (Alpha) 9 Gen 2 8K de segunda generación de LG. Vamos que lo hacen a través de software y de Inteligencia Artificial como lo hacen los QLED 8K de Samsung.

Además, los NanoCell 8K de LG cuentan con Cinema HDR, que incluye el soporte para Dolby Vision y Advanced HDR de Technicolor hasta 4K y HLG y HDR 10 hasta 8K. Gracias a la calidad del audio de Dolby Atmos se completa la experiencia audiovisual para potenciar aún más la inmersión del espectador. 

El LG NanoCell 8K 75SM9900 de 75 pulgadas ya está disponible en España por un precio de 4.999 euros. Y es el “8K real” más barato que encontramos en el portafolio de televisores 8K de LG.

NanoCell 8K de LG cuentan con Cinema HDR, que incluye el soporte para Dolby Vision y Advanced HDR de Technicolor hasta 4K y HLG y HDR 10 hasta 8K

LG SIGNATURE OLED 8K

El LG SIGNATURE OLED 8K de 88 pulgadas (modelo 88Z9), por su parte, es el modelo de lujo: Se trata del primer televisor OLED 8K del mundo y el televisor OLED más grande de LG hasta la fecha. Ofrece una resolución Ultra HD de 8K (7.680 x 4.320) con 33 millones de píxeles, equivalente a 16 veces el número de píxeles en un televisor Full HD y cuatro veces el de un televisor UHD.

El televisor LG OLED65C9PLA cuenta con Smart TV 4K OLED, Inteligencia Artificial y demás especificaciones técnicas que hacen de este modelo una solución perfecta, además, es el único compatible con el 100% de formatos HDR. ¿Cómo convierte el contenido a 8K? también a través de software: Explican desde LG que su 8K OLED puede convertir contenido de 4K (3.840 x 2.160) o Full HD (1.920 x 1.080) en una imagen perfecta de 8K gracias al trabajo de su procesador inteligente α (Alpha) 9 Gen 2 8K de segunda generación.

LG SIGNATURE OLED 8K cuenta con Cinema HDR, que incluye el soporte para Dolby Vision y Advanced HDR de Technicolor hasta 4K y HLG y HDR 10 hasta 8K. LG OLED88Z9 8K llegará a España en los próximos meses, en 88 pulgadas y a un precio que rondará los 20 mil euros.

¿Merece la pena comprar un TV 8K en 2019? Es una de las preguntas que más recibimos en GizTab y la verdad es que a día de hoy solo podemos decir que es la mejor forma de ver el contenido optimizado pero no es lo más recomendable en términos de calidad precio.. Aún habrá que esperar que se democratice la tecnología y se mejoren los procesamientos de la imagen. Ante la duda, nuestro vídeo tras vivir con una TV 8K de Samsung más de un mes:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.