El precio de la luz está disparado, el del gas lleva el mismo ritmo y de la gasolina mejor ni hablemos. Así que es normal que estés buscando trucos para ahorrar en tu día a día en el hogar. Hemos hablado de cómo ahorrar en la factura de la luz, o cómo conseguir el precio más barato de la gasolina, pero ahora entra en acción la tecnología, y es que ella te puede ayudar a ahorrar, aunque estés convencido de lo contrario. Hoy vamos a dar algunos trucos para ahorrar en casa de manera rápida y fácil y con una mínima inversión que a la larga lo vas a agradecer y aún más tu bolsillo.

Aparte de la luz, el gas y la gasolina, hay otros gastos en el hogar, por ejemplo, la fibra, el móvil, las suscripciones a plataformas de streaming, etc. A lo largo de este texto vas a aprender a ahorrar en tu casa con unos sencillos trucos que vamos a ir dejando a continuación.

Índice de contenidos

El termostato inteligente es tu aliado

Puede parecer una tontería, pero un termostato inteligente que ayude a regular la temperatura ideal en cada momento, te puede ayudar a ahorrar varias decenas de euros al año, e incluso al mes. Un termostato inteligente, por si no te queda claro qué es, se trata de un dispositivo que rara vez va a costar más de 50 euros y que te puede hacer ahorrar más de 100 al año.

Este dispositivo lo que hace es regular de forma autónoma la temperatura del hogar o de esa estancia. Suelen ser compatibles con Alexa y con Google Home, como el termostato inteligente inalámbrico de Tado. La clave está en no abusar del aire acondicionado ni de la calefacción, eso también hará que ahorres en la factura a final de mes.

Elige la mejor tarifa de luz

Sí, sabemos que llevas días e incluso semanas buscando la mejor tarifa de luz del mercado y que todos te cuentan sus bondades, pero al final del cuento la factura siempre roza los 100 euros o los supera. En este caso, lo mejor es usar un comparador para dar con las mejores opciones. El siguiente paso es llamar a tu compañía actual y si no tienes permanencia, proceder al cambio de compañía.

Este es de los mejores trucos para ahorrar en casa a final de mes. Hay quienes eligen la tarifa fija, es decir, que no importa lo que gasten, siempre pagan lo mismo, y es un gasto asegurado que ya tienen. A diferencia de estar esperando la sorpresa y no saber si este mes pagarás 40 euros, 85 euros o 120 euros.

Electrodomésticos inteligentes y de bajo consumo

Los electrodomésticos modernos son caros, no lo vamos a negar y lo sabes bien porque llevas semanas buscando una lavadora nueva. ¿Para qué necesito tantos botones si solo quiero que gire y lave la ropa? Pues bien, los electrodomésticos actuales vienen programados para ser más eficientes y eficaces, es decir, programas más cortos y que lavan mejor, además cuidan más la ropa.

Al ser programas más rápidos se gasta menos luz, por lo cual, la factura final de electricidad es inferior en lugar de hacer uso de un electrodoméstico antiguo sin programas eficientes. Hemos puesto de ejemplo una lavadora, pero esto sirve hasta para frigoríficos. La clave está en que tengan un certificado de eficiencia energética entre la A y la C.

Contrata solo el Internet que necesites

Muchas veces, las compañías no quieren colar tarifas completas con fibra, dos líneas móviles y hasta suscripciones a Netflix, HBO Max y Disney+. Al final estás pagando 100 euros al mes, cuando solo querías una fibra normalita y un par de líneas móviles. Es muy importante que te mantengas firme en tu decisión, porque ese supuesto ahorro que la compañía te vende, en realidad para ti son 30 euros extras todos los meses.

Lo mejor es usar comparadores de tarifas móviles e Internet, o ir mirando una por una e ir apuntando los precios, las promociones, la permanencia, los precios sin descuentos, qué incluye, etc. Al final eliges la que más se adapte a tus necesidades y punto.

Bombillas inteligentes y de bajo consumo

Las bombillas inteligentes van más allá de responder a órdenes a través de Alexa o Google Home. Con estas bombillas, está demostrado que podemos ahorrar hasta 190 euros al año, si, además, son bombillas de bajo consumo. Otra opción es hacer el clásico cambio de bombilla convencional a LED, pero nosotros recomendamos las bombillas inteligentes como extra.

Puedes controlarlas desde el móvil, tablet o los altavoces inteligentes. Además, las hay que cambian de color. Sí, ya sabemos que son algo caras, pero la inversión a la larga es muy positiva, no solo por el ahorro económico, sino por la estética que aportan al hogar, la durabilidad y que suelen ser respetuosas con el medioambiente.

Como vemos, la tecnología es una aliada del ahorro, siempre que sepas usarla con cabeza para reducir tus gastos en el hogar. Pequeños gestos que pueden suponer un ahorro interesante a fin de mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.