Transformers: La era de la extinción comienza tras una épica batalla que arrasa una gran ciudad, pero que salva al mundo. Mientras la humanidad se recupera, aparece un misterioso grupo que intenta controlar el curso de la historia… mientras que una nueva amenaza, antigua y poderosa, pone a la Tierra en su punto de mira.

Con la ayuda de un nuevo grupo de humanos (encabezados por Mark Wahlberg), Optimus Prime y los Autobots se disponen a enfrentarse al desafío más impresionante de su historia. En una aventura en la que se ven metidos, teniendo lugar una decisiva batalla por todo el mundo.

De nuevo volvemos a tener en nuestras pantallas a esos gigantes metálicos que nos acompañan desde el año 2007 (en el cine, claro). De nuevo tendremos más de lo mismo: magníficos efectos especiales, increíbles saltos y giros de estos Transformers, explosiones, acción y, además ahora, ¡Dinobots!

El director de Transformers: La era de la extinción, Michael Bay, y el guionista de las tres últimas entregas, Ehren Kruger, no engañan a sus fans y le ofrecen lo que se espera de ellos: espectacularidad y emoción a raudales.

Por contra, no esperemos que los protagonistas humanos (Mark Wahlberg y familia, principalmente) luzcan en sus interpretaciones: realizan su trabajo de una forma correcta sabiendo que los verdaderos protagonistas son Optimus Prime y familia (sí, la familia está muy presente en esta cuarta entrega de la saga).

Además del aliciente de ver de nuevo a Autobots y Decepticons luchando entre ellos, tendremos la oportunidad de ver a un nuevo y formidable enemigo y, como decimos, a los Dinobots (cuatro, para ser exactos), cuya aparición no defraudará a los fans de los dibujos y los cómics.

Cabe destacar la interpretación (algo histriónica al final) de Stanley Tucci como Josua Joyce, una versión paródica de Steve Jobs que, al contrario que en “Lluvia de albóndigas 2” donde también era parodiado, se le permite redimirse.

En resumen, un blockbuster en toda regla: guión pobre y previsible, pero con una espectacularidad y acción que no nos dejará aburrirnos. Y, si es posible, es mejor ver la versión en IMAX 3D aunque solo sea por la nueva cámara digital 4K dual 3D de 65mm.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.