La pandemia de coronavirus impulsó la Transformación Digital y el Teletrabajo a un ritmo que nadie podía imaginar antes de 2020. Pero dejó claro que hay carencias en formación e infraestructura tecnológica en las organizaciones públicas y privadas. Son parte de las conclusiones del nuevo informe «La digitalización y las personas» presentado por la Fundación SERES y HP, en el que se abordan los retos de la digitalización para las personas, y cómo las empresas e instituciones pueden orientar a dedicar recursos y políticas hacia la consecución de la digitalización con un impacto positivo para las personas.

Y es que las brechas de acceso, uso y aprendizaje de las tecnologías digitales pueden generar importantes inequidades y despertar nuevas formas de exclusión. Por tanto, el informe pretende ser una herramienta de análisis y debate sobre los efectos que la digitalización está provocando en la integración social, laboral y territorial de nuestra sociedad, y centrar el análisis en cuatro puntos principales: barreras y dificultades que las personas pueden encontrarse en los procesos de digitalización; alternativas y tendencias de impacto positivo que la digitalización puede ofrecer, para impulsar la repoblación de la España Vaciada, impacto que los procesos de digitalización tendrán en el colectivo de mayores (más de 45 años) y los fondos de reconstrucción y resiliencia Next Generation, así como el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, PlanEspaña Puede, junto con la Agenda Digital 2020.

Al respecto, Helena Herrero, presidenta de la región Sur de Europa de HP, ha apuntado: “De la noche a la mañana, con la irrupción de la COVID-19, gobiernos, empresas y ciudadanos tuvieron que hacer un enorme esfuerzo para conseguir adaptar, sus procesos y seguir con su actividad. La digitalización se convirtió entonces en la tabla de salvación a la que todos quisieron subirse, pero que muchos no pudieron o no supieron. Esta digitalización exprés ha puesto de manifiesto la necesidad de reducir la desigualdad digital, y fomentar la conexión entre personas de todo el mundo, transformando este momento de gran dificultad en una oportunidad para hacer las cosas de otra manera, apoyándonos en la tecnología y trabajando para no dejar a nadie atrás”.

Teletrabajo sí, discriminación no

En el informe «La digitalización y las personas» se analizan las oportunidades que ofrece la digitalización, pero también los riesgos o retos que estos cambios pueden tener en nuestro entorno, si no se produce una adaptación y asunción digital por parte de todas las personas y en igualdad de condiciones.

Entre algunas de las conclusiones que se plantean en el estudio destaca un plan de medidas para las empresas, que favorezcan la inclusión digital de todos los colectivos especialmente afectados y que permita aprovechar las oportunidades que la digitalización generará en el ámbito de la cohesión social y territorial.

Las medidas corresponden a las siguientes 5 líneas de actuación: 

  • Diagnóstico de impacto de la digitalización en las personas. Comprender, reconocer y prever el impacto de la digitalización en la organización, la plantilla y el individuo.
  • Planes de transición digital individualizados que integren a todos los colectivos, especialmente a los más vulnerables, en los planes de transición digital.
  • Modelo de reclutamiento y de movilidad interna inclusivo, que promueva la diversidad y evite la discriminación.
  • Desarrollo de la cultura digital, que promueva la utilización de la tecnología y el teletrabajo no solo para mejorar la productividad sino también para favorecer la conciliación y la inclusión.
  • Identificación de oportunidades de desarrollo territorial, que permitan aprovecha la accesibilidad digital y los nuevos modelos de trabajo en remoto.

Queda claro que hay mucho trabajo por hacer para que el Teletrabajo y la Transformación Digital se fortalezcan y no sean una moda pasajera que olvidemos tras la covid-19. El impulso de la tecnología es vital para transformar procesos que hagan más fácil el día a día de las personas, y allí la automatización y digitalización de trámites puedes dar mucho de sí. A su vez, el despliegue de redes 5G, el uso de tecnologías de Inteligencia Artificial y Big Data hará cada vez más productivas a las empresas. Son retos que dejan en evidencia todas las oportunidades que tenemos por delante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.