La cuenta atrás ha comenzado. Desde que Samsung lanzó su línea de wearables GEAR con Tizen como sistema operativo, se han disparado los rumores: Muy pronto veríamos un terminal móvil de la coreana gobernado por su propio sistema operativo.

Diversos medios como GSMArena revelan que Rusia y Brasil ya están en lista para el recibimiento del primer terminal móvil con Tizen, producto la alianza Intel – Samsung.

Incluso se supo que el vicepresidente de producto de Samsung, Yoon Han- kil, ya habría adelantado que podrían ser dos modelos disponibles con este OS: uno, de gama alta, no muy diferente del Samsung Galaxy S4; y otro, de gama media.

Ahora bien, lo que concierne a la apariencia y especificaciones de este Tizen sigue siendo una incertidumbre. Y es que recordemos que a finales de 2013 se divulgaron unas fotografías y un vídeo del que presuntamente sería el Samsung SM-Z9005, un modelo con procesador de doble núcleo Krait, 1GB de RAM, una pantalla de 720p y conectividad LTE.

Sin embargo, pese a que esta propuesta podría deslumbrar por sus ventajas y avales -un ejemplo, la alianza Intel/Samsung-, en diversos portales ya la gente ha opinado …¡y los comentarios no son muy alentadores!

La principal crítica se basa en la inversión millonaria que habría supuesto Tizen para Samsung, mientras el sistema operativo al que pretenden declarar la guerra desde la coreana (Android) es gratis. ¿Tiene sentido esto? La empresa tendrá sus razones para quererse independizar de Google, pero aún no sabemos si merecerá la pena el intento.

Y es que para quienes aún no están muy familiarizados con Tizen, merece la pena mencionar que se trata de un sistema operativo móvil basado en Linux, patrocinado por Linux Foundation y la Fundación LiMo; obvio, para hacerle frente a Android, y por supuesto a iOS y Windows Phone… ¿No había nacido Mozilla Firefox OS para lo mismo? 

Tizen, que ha existido desde 2012, está empezando a aparecer en dispositivos que se pueden comprar, como la familia de wearables Gear de Samsung. Si bien, este sistema operativo no busca reinventar teléfonos inteligentes, sí que se presume que con él se podría aumentar la duración de las baterías.

Las aplicaciones de Tizen estarán basadas en HTML5, con lo cual podría funcionar en cualquier cosa que se precie de ser ‘inteligente’, desde lavadoras hasta ordenadores, aunque su forma más natural es un terminal móvil.

Finalmente cabe preguntarse ¿Tizen despertará preocupación en Mountain View o Cupertino? Cuestión de tiempo para saber qué impacto traerá en el mercado, aunque a juzgar por la influencia de Samsung en el sector tecnológico bien podría marcar pauta y posicionarse como el sistema operativo de referencia para todo el ecosistema de productos de la coreana, cosa que podría desmarcarles del resto de fabricantes que apuestan por Android y conferirles ese toque ‘exclusivo’ que desde hace tiempo pretenden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.