En cualquier momento durante este verano pueden ir surgiendo olas de calor. El miedo a la factura de la luz es muchas veces más fuerte que el propio calor que estamos pasando. Sin embargo, la solución se encuentra en un termostato inteligente, para que disfrutar del aire acondicionado cuando lo necesitamos no se convierta en un quebradero de cabeza.

La tecnología domótica tiene precisamente esa utilidad, la de que podamos estar tranquilos y cómodos en nuestro hogar, mientras todos los aparatos cumplen con su función sin gastar más de lo necesario. Esto es algo que se acaba comprobando al ahorrar en la factura de la luz.

¿En qué hay que fijarse para comprar un termostato inteligente que nos ayude a ahorrar? A la hora de elegir uno hay que saber que no todos son iguales, y hay diferentes tipos. Vamos a ver cuáles son las características más importantes que deben tener.

¿Qué es un termostato inteligente?

Antes de nada, hay que tener claro qué es este aparato y para qué sirve. Un termostato inteligente es un dispositivo que se puede conectar tanto al sistema de calefacción como al de climatización de nuestro hogar. Su principal función es la de controlar la temperatura de la casa en todo momento. Su aplicación se puede instalar en dispositivos inteligentes, como en nuestro smartphone o una tablet. Muchos de ellos también se pueden integrar con asistentes virtuales como el Alexa de Amazon o el Google Home, por ejemplo.

El termostato inteligente se conecta directamente a nuestra red WiFi para que podamos tener su control desde cualquier dispositivo. Una vez instalada la aplicación, es posible controlar la temperatura en tiempo real, encender y apagar el aire acondicionado aunque no estemos en casa.

Tener dicho control nos ayuda a ahorrar energía, gracias a que apagamos el aparato cuando nadie se encuentra en casa, o lo encendemos justo antes de llegar para que se mantenga en una temperatura óptima. Otra de sus ventajas, es que te facilita el histórico del consumo que has hecho en tu vivienda. Teniendo todo esto bajo control se llega a ahorrar hasta un 20% en la factura de la luz gracias a los termostatos inteligentes.

¿Qué es un termostato inteligente?
Características de un termostato inteligente

Cómo elegir el mejor termostato inteligente

A continuación, veremos la función de los termostatos inteligentes, y en qué debes fijarte para que te ayude a ahorrar este verano.

Geofencing

Esta es una función que puede resultar muy útil y efectiva. El Geofencing se encuentra en muchos termostatos inteligentes, y sirve para geolocalizar nuestra ubicación. Dependiendo de donde nos encontremos, esta función se permite de forma automática encender o apagar el aire acondicionado.

Su funcionamiento es sencillo. Gracias al GPS que incorpora la aplicación instalada en tu smartphone, en el momento que te alejas entiende que ya no necesitas que esté activo, y cuando te vuelves a acercar se enciende de nuevo. Esto es de gran utilidad para personas que se suelen dejar el aparato encendido sin darse cuenta. De manera que contribuye a tu ahorro, así te puedes realmente despreocupar

Integración con tus dispositivos y la domótica del hogar

Cualquier termostato inteligente cuenta con una aplicación para que la instales en tu móvil, y controles así la temperatura desde cualquier sitio. Pero si quieres algo más completo, te conviene uno que también se integre con los altavoces inteligentes, como por ejemplo Google Home o Alexa de Amazon. Así puedes establecer rutinas, para que a una determinada hora se encienda el aire acondicionado a una temperatura concreta. De igual manera, puedes dejar establecido cuándo quieres que se apague sin que tú tengas que intervenir. Esto permite que el termostato se integre con la domótica de tu hogar.

Estadísticas de consumo

Llevando un buen control del uso que hacemos del aire acondicionado, es posible tomar mejores decisiones para ahorrar. Esto sucede si optamos por un termostato inteligente que nos ofrezca datos de consumo y el historial de uso mes a mes. De manera que si queremos reducir el gasto, tenemos la posibilidad de comprobar en qué momentos del día estamos haciendo un uso inadecuado. Así se puede ajustar mejor la temperatura y los horarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.