Los resultados preliminares del proyecto GERoNiMO (Investigación Generalizada sobre los EMF -campos electromagnéticos- utilizando métodos innovadores) han dejado de manifiesto que las ondas de telefonía móvil podrían ser capaces de aumentar el riesgo de tumor cerebral y acelerar la leucemia infantil.

Ante estos datos, los responsables de ese estudio han recomendado evitar lo más que se pueda acercar el móvil a la oreja, y en cambio, optar por el manos libres o el altavoz. Todo esto, mientras se certifica o no el mencionado riesgo que quedará por sentado en los resultados finales, a presentarse en los próximos años.

Ahondando en aspectos de este proyecto –coordinado por Elisabeth Cardis, financiado por la Unión Europea y dirigido desde Barcelona- es menester reseñar que se ha enfocado en investigar los riesgos de cáncer, enfermedades neurodegenerativas, comportamiento, resultados reproductivos e incluso envejecimiento, dados a los posibles efectos de la exposición a ondas de radio (RF) y campos de frecuencia intermedia (IF).

Por otra parte, es de resaltar que GERoNiMO -proyecto de cinco años que arrancó el 1 de enero de 2014- está liderado por el Centro de Investigación Epidemiológica Ambiental (CREAL) e incluye 19 socios de 13 países, como, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Israel, Italia,
Países Bajos, Noruega, Eslovenia, Suiza, Reino Unido y España.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.