El 10 por ciento de la población tiene auténtica fobia a las inyecciones. Estas personas pueden llegar a retrasar o, incluso, evitar las visitas al doctor si existe la más mínima posibilidad de que reciban una inyección. Debido a esta fobia muchos no quieren vacunarse contra la COVID-19. Pero la tecnología para combatir las fobias es cada vez más común, y hoy vamos a ver un buen ejemplo: Tres estudiantes de Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo de Productos de la Universitat Jaume I han identificado el problema y han encontrado una solución que lleva el nombre de «PINSOFT», un proyecto que les ha permitido ganar el James Dyson Award nacional para España. 

Taquicardia, opresión en el pecho, sudoración, náusea o mareo: cualquier persona que padezca fobia a la jeringa (tripanofobia) conoce muy bien estos síntomas. Estas personas perciben un sentimiento de malestar cuando tienen que enfrentarse a una aguja, y hasta pueden llegar a evitar tratamientos o vacunas necesarias.

Se trata de un tema de mucha actualidad, porque debido a su miedo muchas personas no se dejan vacunar contra el coronavirus, por ejemplo. El temor a las inyecciones puede ser causado por factores muy diferentes y suele desarrollarse durante la infancia. Hasta ahora, la terapia cognitiva se ha revelado muy eficaz para tratarlo, pero tratamientos como éste requieren tiempo. 

«Estamos muy agradecidos de ser los Ganadores Nacionales del James Dyson Award 2021 en España. Con nuestro invento queremos resolver un problema que se conoce desde hace mucho tiempo, pero que ahora está más presente debido a la campaña de vacunación global contra la COVID-19. Nuestro objetivo es por lo tanto ver PINSOFT en muchos centros de vacunación para que contribuya a aumentar el número de personas vacunadas», afirman los tres ganadores. 

¿Cómo funciona PINSOFT?

En cambio, PINSOFT va a resolver el problema justo en el instante de vacunarse. «Gracias a nuestro producto, queremos reducir o eliminar por completo el número de personas que rechazan las inyecciones», afirman los tres estudiantes de Diseño Industrial y Desarrollo de Productos de la Universidad Jaume I de Castellón de la Plana, Sofía Aparicio Ródenas, Laura Martinavarro Fuertes, ambas de 22 años, y Juan Carlos Espert Cervera, de 25, los cuales han desarrollado PINSOFT y han recibido el James Dyson Award nacional de este año.

Entre los muchos proyectos españoles presentados, un panel de profesionales ha seleccionado PINSOFT como Ganador Nacional y otros dos proyectos como finalistas para el James Dyson Award de este año. El Ganador español recibe un premio de 2350 euros y, junto a los dos finalistas, pasa al siguiente nivel del concurso para ganar el premio internacional.

PINSOFT es un dispositivo que estimula la piel alrededor de la zona de inyección para que el paciente no se de cuenta del contacto de la aguja con la piel y, por lo tanto, no perciba algún pinchazo. Una gran cantidad de palillos redondos, llamados «spikes», presionan contra la piel y camuflan así el pinchazo real. Esto permite reducir notablemente el dolor provocado por el pinchazo. 

Además, el dispositivo cilíndrico oculta la jeringuilla para que el paciente no la vea. PINSOFT se puede utilizar para todo tipo de inyecciones (intravenosas, intramusculares, subcutáneas o intradérmicas). 

Gracias a este invento, los tres jóvenes diseñadores acaban de ganar el James Dyson Award español. El James Dyson Award es un premio internacional de diseño que anima a los futuros ingenieros a aplicar sus conocimientos tecnológicos para encontrar soluciones innovadoras que puedan mejorar la vida de las personas. Hasta ahora, el concurso ha permitido apoyar financieramente casi 250 inventos. Además, desde la primera ceremonia de entrega de premios en 2005, James Dyson ha destinado más de 100 millones de libras esterlinas (casi 120 millones de euros) a ideas revolucionarias en el ámbito educativo y otras causas benéficas. De la misma manera, el proyecto PINSOFT va a ser impulsado por un financiamiento de 2350 euros. 

Este año el concurso ha recibido más de 2000 proyectos de todo el mundo. Se trata del mayor número de inscripciones hasta la fecha. El concurso es organizado por la Fundación James Dyson, una organización benéfica que se interesa a la formación de la siguiente generación de ingenieros por medio de financiamientos procedentes de la compañía Dyson.

Periodista. Mezclo #tecnologia y ciencia que mejora la vida de las personas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.