La biometría se va haciendo cada vez más común, y soluciones como el candado inteligente TappLock lo dejan claro: La firma tecnológica canadiense Pisón Lab diseñó un candado con un sensor de huellas dactilares, que afirma que es “lo último en seguridad y comodidad”, ya que prescinde de llaves y complicaciones.

Para aquellos que utilizan candados para asegurar su bicicleta, por ejemplo, este candado inteligente se convierte en una herramienta casi imprescindible, ya que implica comodidad y tranquilidad: no usa llaves ni contraseñas complicadas, con lo cual TappLock como candado inteligente basado en biometría se convierte en una buena solución de seguridad.

TappLock es una propuesta de candado inteligente basado en biometría que busca financiación a través del crownfounding: sus creadores buscan recaudar un total de 40 mil euros como de meta, y anuncian que de conseguirlo, comercializarán el candado desde los 30 euros.


 

Seguridad biométrica ¿Es el fin de las contraseñas?


El dato: TappLock viene en dos modelos: la versión fornida con una batería que promete durar tres años, además se duplica con un cargador de teléfono portátil; y el otro modelo es el TappLock Lite, cuya batería dura seis meses y no se puede recargar.

El candado solo abre 0,8 segundos y se puede desbloquear mediante una aplicación en el teléfono (disponible para ISO, Windows y Android). En la campaña publicitaria de TappLock se muestra con una función de alarma para alertar que alguien intenta cortar el grillete y solo se apaga si está rota; la empresa aclarará más delante de que se trata…

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.