“banner

La adicción a Internet se ha convertido en una de las enfermedades del siglo XXI. La popularización de los dispositivos electrónicos ha logrado que las personas dependan cada vez más de estos aparatos, sobre todo los niños y adolescentes. El tiempo que pasan los menores utilizando smartphones,tablets y computadoras se ha vuelto una preocupación para los padres e incluso para las autoridades, quienes se han propuesto a controlar esto a través de la aplicación de multas.

Sí, resulta que, al menos en Taiwán, los padres podrían ser multados para evitar niños adictos a los dispositivos electrónicos. El país asiático ha anunciado una ley que penaliza con una multa de 1.600 dólares a los padres cuyos hijos sufren daños físicos o psicológicos por el uso excesivo de la tecnología. Esta ley contra el abuso de los dispositivos electrónicos es una modificación de la norma de protección y bienestar de niños y adolescentes, que prohíbe el consumo de drogas, alcohol o tabaco en los menores.

Ahora, uno de los mayores desafíos de esta normativa es quizá la dificultad de delimitar qué se considera un uso razonable de los teléfonos, tabletas o el acceso a Internet. La Academia Americana de Pediatría señala que lo recomendable es que los niños no excedan las dos horas de uso. No obstante, la realidad es que los menores de 8 años suelen pasar unas seis horas diarias entre diferentes dispositivos, mientras que los adolescentes suelen hacerlo unas 11 horas diarias.

Taiwán ha adoptado esta medida siguiendo los pasos de China, país que en los últimos años ha aplicado diversas medidas para enfrentar los problemas generados por el abuso de la tecnología, tras haberse registrado muertes por jornadas maratónicas en Internet y en partidas de videojuegos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.