“banner

Ante un mercado financiero tan impredecible y volátil, las criptomonedas tradicionales que todos conocemos como el Bitcoin, XRP y Ethereum no son una garantía. Las Stablecoins es una moneda digital creada para garantizar la estabilidad de los precios.

Pero, ¿cómo lo consigue? Es gracias a un activo de reserva con el que cuenta. Nace como una necesidad para los inversores que quieren probar con las criptomonedas, pero no dan el paso al no tener un nivel de estabilidad óptimo.

La stablecoins es otra forma de moneda digital con la que se quiere ofrecer una mayor estabilidad en su inversión, tipo refugio económico. Las frecuentes subidas y bajadas de las criptomonedas no son garantía de ningún tipo de estabilidad, sobre todo para inversores que van buscando precisamente eso. Esto es debido a que la tecnología por la que están respaldadas es el blockchain o cadena de bloques. Algo tan reciente que aún le queda mucho por madurar. También hay que entender que con respecto a otros mercados como puede ser el oro, el de las criptomonedas sigue siendo muy novedoso y pequeño.

Hasta ahora, la frecuente volatilidad en las criptomonedas ha dificultado que minoristas y empresas consolidadas inviertan en estos activos. Ya que no tienen seguridad a la hora de realizar pagos y recibirlos. Las Establecoins pueden cambiar esta tendencia para que haya una mayor inversión en las criptodivisas.

¿Qué son las stablecoins?

Las stablecoins se diferencian de las demás criptomonedas principalmente en su estabilidad. Ofrecen también a los inversores una buena opción para proteger sus riquezas. Se trata de provocar una mayor seguridad, y no una incertidumbre en lo que puede pasar. Para conseguir ese respaldo con respecto a las demás no tienen más remedio que contar con diferentes formas de respaldo, que presentan tanto beneficios como desventajas.

Establecoins usdt
Establecoins usdt

Para tener este respaldo se apoya en las monedas fiat (aquel que está declarado por el estado), garantizando así una proporción (1:1). Para esto se usan monedas como el dólar estadounidense o el euro. Así cada token de la criptomoneda está respaldado por una unidad de estas monedas. Por supuesto, en este sistema hay contradicciones con lo que representan en sí las criptomonedas, ya que nacieron precisamente para no tener que depender de las monedas centralizadas.

Para garantizar este respaldo también necesitan pasar revisiones frecuentes de auditoria. Así es como se preserva la transparencia.

Otro tipo de respaldo también empleado para los Establecoins es el de los commodities o materias primas. Serían válidas algunas como el petróleo, la plata o el oro. Dependiendo de cuál sea su respaldo nos encontramos antes diferentes tipos de Establecoins.

Tipos de stablecoins

Uno de los tipos más frecuentes de Establecoins son las que tienen el respaldo fiat, el cual hemos descrito anteriormente. Las más conocidas con el Tether y TrueUSD. Otras que cuentan con recursos garantizados y tienen menor popularidad son las que hemos hablado, que cuentan con el respaldo de las materias primas. Una de las más conocidas en este aspecto es la que propuso el gobierno venezolano con el Petro, que está vinculada al precio del barril de petroleo.

Otro tipo menos común es el de las Establecoins criptolateralizadas, que se encuentran respaldadas por activos criptográficos. Este tipo necesita de una proporción mayor al proporción 1:1 con respecto a las monedas de reserva. Es así como se produce el fenómeno de sobrecolateralización con reservas de criptomonedas que ayudan a regularizar la fluctuación. Un ejemplo es el Dai de MakerDAO

Para invertir en estas criptomonedas hay que hacerlo de la misma manera que con las demás. Usando un Exchange que te sirva como plataforma para comprar y vender. Debes fijarte que dicha plataforma maneje algún tipo de Establecoins en el que estés especialmente interesado. Por ejemplo, Binance trabaja con las principales Establecoins que hay en el mercado actual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.