Cuando pensaste que lo habías visto todo en el mundo de la robótica pues resultó que no es así, porque la inteligencia artificial está dando un paso más y ahora resulta que ha adquirido la habilidad de enamorarse, o al menos imitar que lo hace, se trata de la androide Sophia.

De acuerdo con el sitio Jornada Online, Sophia está construida bajo la estructura de algoritmos con capacidad de cambios, es decir que todo aquellos escrito en su chip de silicio tiene la habilidad de modificarse de acuerdo con lo aprendido por el propio cerebro robótico para adaptarse a nuevas realidades y momentos como puede ser el hecho de enamorarse.


 

Hasbro Golden Pup, un perro robot hecho para acompañar a los abuelos


 

David Hanson, creador de Sophia considera que el amor es uno de los tantos algoritmos que forman parte de la condición humana, razón por la que esta robot podrá dominar la capacidad de emplear el algoritmo del amor en su programación.

Es posible que el fin de Sophia sea emplear el algoritmo del amor para atender personas mayores en sus hogares, así que en un futuro habrá compañeros para los abuelos y que nunca se queden solos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.