Las estafas bancarias siguen siendo a día de hoy una de las formas preferidas de los ciberdelincuentes para ganar dinero. Ya seas usuario o no del Banco Santander, es posible que en los últimos días hayas recibido un SMS fraudulento para que hagas clic en un enlace.

¿El objetivo?, como siempre apropiarse de tus datos. Ahora bien, ¿cómo reconocer estos mensajes? ¿Cómo evitar ser víctima de ellos?

Índice de contenidos

SMS estafa del Santander

El smishing es una modalidad de phishing, y muchos usuarios están siendo víctimas de esta técnica con el Banco Santander como gancho. Los estafadores utilizan el canal de la mensajería instantánea para vulnerar los datos personales de los clientes y poder entrar en sus cuentas. Lógicamente esto es muy fácil de reconocer si no eres usuario de la entidad, pero no tanto cuando sí tienes cuenta en el Santander.

Básicamente, los estafadores envían mensajes que emulan la mensajería real del Banco Santander notificándote: 

  • Un posible acceso no autorizado. 
  • Una desactivación de la cuenta. 

En el mensaje se ofrece la solución: hacer clic en un mensaje. Sin embargo al hacerlo, le estarás permitiendo a los estafadores comenzar a vulnerar tu privacidad y seguridad. 

El smishing y el  spoofing

Mediante el spoofing (suplantación de identidad) los ciberdelincuentes te enviarán mensajes usurpando la identidad del banco, para poder acceder a tu información personal e ingresar rápidamente a tu cuenta bancaria del Banco Santander.

Esto ha llegado a tal punto que el Banco Santander ha desarrollado una plataforma digital para informar de los ataques que están sufriendo los clientes. Les da instrucciones para que no caigan en cada una de estas estafas, detallando los mecanismos de actuación para evitarlo. 

Alguno de los mensajes más usados por los estafadores son: 

  • Has obtenido un premio, para conocer más detalles toca el enlace… 
  • Un dispositivo no autorizado se ha conectado a su cuenta online. Si no reconoce este acceso verifique inmediatamente…
  • Debido a una actualización, hemos tenido que suspender su cuenta. Para reactivarla presione el enlace…
  • Se  ha detectado un acceso no autorizado en su cuenta. Si no lo reconoce, verifique inmediatamente en el enlace. ..

Los estafadores han diseñado una gran cantidad de mensajes, emulando las comunicaciones corporativas del Banco Santander. Con el tiempo esta situación en vez de mitigarse se ha incrementado por la gran cantidad de personas que sucumben a las estafas. 

Hay que señalar que el Banco Santander no se hace responsable de las estafas causadas por terceros a sus clientes mediante el delito de usurpación de identidad corporativa. Por tanto, te aconsejamos que siempre estés atento a los enlaces en los que hagas clic. 

¿Cómo consiguen los datos los atacantes?

En la actualidad existen muchas filtraciones de datos de forma masiva. Es así como los atacantes consiguen tu nombre, información bancaria y número telefónico. También se valen de formularios que rellenas en la web, convirtiéndote en presa fácil de la estafa. 

¿Qué debes hacer si te llega un mensaje?

Si recibes algunos de los mensajes anteriores, te invitamos a que sigas estas recomendaciones para evitar ser víctima de la estafa: 

  1. Llama a un número oficial del Banco Santander. Puedes buscar el número en su página oficial.
  2. Si eres usuario del Santander, ingresa desde otro móvil u ordenador a tu cuenta online para verificar que todo está en orden, preferiblemente el equipo debe ser de confianza. 
  3. Revisa que los enlaces cuenten con la estructura correspondiente tradicional del Banco Santander, de lo contrario no toques el enlace. 
  4. Acude a la agencia bancaria más cercana para presentar el problema. 

Recuerda que si haces clic en el enlace y sigues las instrucciones que te indican, el responsable de la estafa serás solamente tú. Cuando te llegue un mensaje o una llamada del Banco Santander piensa en frío antes de actuar.

Periodista de tecnología.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.