BANNER CECOTEC

La adicción al móvil ha traído un sin número de consecuencias negativas a nuestra vida, entre ellas distintas enfermedades a las cuales ya se les ha dado un nombre como la nomofobia o el el phubbing, esto sin contar los efectos secundarios más comunes como dolor en las manos, cuello y espalda. Ahora, desde hace un tiempo hemos escuchado hablar de otro problema relacionado con los smartphones: el Sleep-texting.

El Sleep-texting, también llamado fenómeno de los mensajes sonámbulos, es un fenómeno que consiste en leer y enviar mensajes de texto, correos o actualizar estados en las redes sociales desde un dispositivo móvil mientras se está durmiendo. Se trata de un comportamiento bastante similar al sonambulismo. Sí, mientras que algunas personas hablan dormidos o van al refrigerador a tomar algo mientras están en una fase de sueño, hay quienes toman el móvil, el cual tienen por lo general justo al lado, y comienzan a manipularlo.

Para David Volpi, médico especialista en trastornos del sueño, el Sleep-texting es un problema que combina las redes sociales con el fenómeno fisiológico que se esconde detrás de otras patologías como el sonambulismo o el de comer dormido. El experto también asegura que por ser un problema bastante nuevo aún no hay estudios oficiales sobre el fenómeno, sin embargo, últimamente ha visto cómo cada vez más personas sufren de este trastorno ligado a la adicción al móvil.

El Sleep-texting es una forma de parasomnia, es decir, un trastorno del sueño en el que la persona muestra un comportamiento extraño mientras duerme. El Dr. Volpi indica que así como el sonambulismo y otros trastornos del sueño, el sleep-texting ocurre durante la fase de sueño rápido o REM. El sueño REM, el cual ocupa entre el 20% y el 25% de nuestro tiempo total de sueño por noche, es la fase en la que nos encontramos más cerca de estar conscientes y es cuando ocurren los sueños.

“Los estudios demuestran que los patrones de ondas cerebrales registrados durante la fase REM son los mismos que se registran durante el día. Por lo tanto, si tienes la costumbre de responder inmediatamente tu móvil en cuanto suena, tus nervios motores pueden actuar de la misma manera durante la fase de sueño”, indicó el Dr. Volpi.

¿Es la adicción al móvil la causa del Sleep-texting?

Más allá de las cuestiones médicas, nos preguntamos qué es lo que realmente causa la aparición de este trastorno. No cabe duda que, en efecto, la causa principal de este problema es la adicción al móvil.

Los smartphones se han convertido en la obsesión de las nuevas generaciones y “textear” es parte de ello. Por esta razón, aunque parezca un problema extraño o inclusive cómico, utilizar el móvil mientras se duerme es algo bastante lógico si tomamos en cuenta que lo hemos integrado completamente a nuestras vidas, tanto así que la mayoría de las personas duermen con ellos a un lado.

Este trastorno del sueño es sin duda una evidencia clara de cómo la adicción al móvil afecta nuestras vidas y nuestra salud. El Sleep-texting no solo representa un problema por ponernos en situaciones incómodas gracias a mensajes vergonzosos o comprometedores sino que también afecta de forma grave la salud.

“Las parasomnias interfieren en la capacidad de tener el descanso suficiente para recuperarse, ya que el cerebro es incapaz de moverse adecuadamente de la fase REM a la siguiente fase del sueño. Además, la falta de sueño aumenta el riesgo de sufrir de presión alta, dolores de cabeza, sobrepeso, somnolencia diurna, irritabilidad y problemas de concentración”, según asegura el especialista.

¿A quién afecta el Sleep-texting?

El sleep-texting es un trastorno del siglo XXI, consecuencia del uso excesivo de las nuevas tecnologías. Por ello, por ser un problema relacionado con la adicción al móvil, este afecta en su mayoría a las nuevas generaciones. Sin embargo, aunque es un problema que también afecta a jóvenes entre 25 y 30 años, los adolescentes son los más vulnerables.

Algunas investigaciones indican que tan solo una de cada 10 personas apagan los móviles por la noche y cuatro de cada cinco duermen con el dispositivo a un lado. Además, estudios recientes indican que los adolescentes envían en promedio unos 100 mensajes de texto cada día, repartidos entre las distintas aplicaciones sociales para comunicarse. Tras analizar este hábito, los expertos han concluido que este comportamiento diario de escribir en el móvil se ha extendido a la fase del sueño.

La adicción al móvil, y en general a las tecnologías modernas, se ha convertido en un problema bastante común de las nuevas generaciones. Le hemos dado tanto poder a los dispositivos móviles que estos son capaces de influenciar nuestra vida en muchísimos aspectos y generarnos una gran cantidad de problemas.

Es por esto que, para evitar este tipo de trastornos producidos por la adicción al móvil, es necesario tomar ciertas medidas. Por un lado, los expertos recomiendan a los usuarios establecer un límite de uso para el móvil y no utilizarlo al menos una hora antes de dormir. También se recomienda dejar los dispositivos móviles fuera de la habitación o apagarlos para así evitar la necesidad de tomarlo en caso de que suene.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.