Las gafas de realidad virtual podrían ser más saludables de lo que imaginamos. Por ejemplo, cuando se habla de relaciones sexuales es común escuchar la famosa frase “sexo seguro”. Se trata de la mayor recomendación que se da al momento de tener sexo y se refiere directamente al uso del condón, ya que además de ser un método anticonceptivo, es el único medio que nos permite protegernos de las enfermedades de transmisión sexual.

No obstante, ¿realmente existe algo como sexo seguro? Los condones también pueden fallar, sin contar el hecho de que por más que se recomienden hay muchos que no lo utilizan. Es precisamente por esta razón que también se dice que la mejor protección es la abstinencia sexual, pero seamos honestos, esta no es realmente una alternativa para muchos.

Entonces, más allá del condón, ¿podría existir un verdadero sexo seguro para evitar enfermedades de transmisión sexual? Tal parece que la respuesta está en el sexo con realidad virtual.

Con el auge de la tecnología apareció el llamado cibersexo, una forma de sexo en la que dos o más personas conectadas a Internet se envían mensajes y fotos, o hacen videollamadas, para experimentar una relación sexual a distancia. En la actualidad esta modalidad ha evolucionado con la aparición de los dispositivos de realidad virtual y ahora es posible experimentar sexo virtual de una manera mucho más realista.


Mejores gafas de realidad virtual para comprar


A este punto ya sabemos que la tecnología ha transformado casi todos los aspectos de la vida y obviamente el sexo no iba a ser la excepción. Con el uso extendido de los dispositivos electrónicos el sexo comenzó a verse de una forma distinta, ya que con ellos el alcance de la satisfacción sexual estaba a la distancia de un clic y ahora a la distancia de unas gafas o un casco.

Aunque hoy día el sexo virtual ha sido catalogado por los expertos como una nueva forma de adicción sexual, es posible que sea una alternativa para evitar las enfermedades de transmisión sexual. Ciertamente cualquier adicción termina siendo nociva para la salud, sin embargo, el sexo con realidad virtual podría ser mucho más seguro para nuestra salud física.

Debido a que no se tiene un verdadero contacto físico con otras personas, el sexo con realidad virtual, como una modalidad del cibersexo, es capaz de satisfacer los deseos sexuales de una persona sin que esto comporte riesgos de contraer enfermedades de transmisión sexual o de embarazo.

Sexo en realidad virtual Vs. Sexo real

El sexo con realidad virtual luce como una gran alternativa para acabar con las enfermedades de transmisión sexual. Si analizamos directamente el mero hecho de las sensaciones que produce, podría decirse que es la forma más segura de experimentar el sexo. No obstante, ¿realmente podría suplantar la realidad virtual encuentro físico?

En el cibersexo, bien sea a través de ordenadores, dispositivos móviles o de realidad virtual, no existe el contacto físico y eso es irremplazable para muchos. Es decir, si bien este tipo de sexo podría ser una alternativa en ocasiones, no se trataría de una opción regular para tener sexo, ya que aunque podría tener algunas ventajas para nuestra salud física, no sería el mismo caso para la salud emocional.


Porno en realidad virtual: Un negocio con futuro

No obstante, eso no significa que el sexo con realidad virtual sea necesariamente malo. Muchas cosas en la vida pueden convertirse en una adicción peligrosa si no sabemos manejarla, y en este caso sucede exactamente lo mismo. A través de esta experiencia virtual es posible entender el sexo de una nueva forma y puede considerarse inclusive como el futuro del porno.

Finalmente, aunque en principio el sexo con realidad virtual puede parecer una experiencia para llevarse en cabo en solitario, también puede usarse como una herramienta en pareja para mejorar la vida sexual al romper con la monotonía en la habitación y animar la vida íntima de muchas personas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.