La Universidad de Michigan se encuentra trabajando en un nuevo proyecto que tiene como objetivo incorporar las nuevas tecnologías en una investigación para aportarles a los niños con autismo la oportunidad de vivir experiencias sensoriales, lleva por nombre Sensory Surfaces Social.

Las experiencias sensoriales para niños con autismo estarían compuestas por algunas interfaces táctiles que emplean sensores y luces computarizadas, que al momento en el que un pequeño realice alguna acción o toque se transforma o cambia de color según la presión que ejerza sobre la imagen.

Los niños con autismo tienen de forma recurrente algunos inconvenientes para comprender la posición de su cuerpo en el espacio, por lo que el control y la clasificación de los movimientos se les hace bastante difíciles, por ello han implementado el uso de Sensory Surfaces Social para promover ejercicios de estiramiento, reconocimiento del color combinado, reconocimiento de formas y de texturas.


 

Cómo la tecnología beneficia a la educación: las claves de Samsung Smart School


 

De acuerdo con el sitio web de la Universidad de Michigan, Sensory Surfaces Social tiene la capacidad de promover el estímulo para generar mejores habilidades motoras, particularmente la motricidad fina y gruesa de los niños, estimulándolos de forma visual a recibir resultados de sus movimientos.

A medida que avanza el progreso de los niños en la interacción con la herramienta, Sensory Surfaces Social incorpora otros elementos para fortalecer también el aspecto social de los niños, ya que es un aspecto que también se ve bastante afectado en su desarrollo.

La investigación sobre Sensory Surfaces Social reune a un equipo interdisciplinario conformado por profesores, estudiantes e investigadores de arquitectura, ciencias de la computación, escuela de música, escuela de información e ingeniería civil. Adicionalmente cuenta con colaboradores en diseño de interacción, terapia ocupacional, y del proyecto PLAY, un programa de intervención temprana para mejorar las habilidades de interacción social para los niños con trastorno del espectro autista.

Por los momentos la investigación aún se encuentra en desarrollo con el objetivo de crear experiencias que permitan a los niños con autismo desenvolverse en diversas situaciones y de conseguir la financiación necesaria se extendería un proyecto en diversas escuelas que requieran el soporte de esta tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.