Más allá de los selfies mortales y el aumento de las muertes por selfies, o los peligros que implica hacerse un selfie en lugares o posiciones o situaciones peligrosas, ahora hay evidencias de que los selfies nos pueden estar afectando a nivel psicológico. Como lo lees: Los filtros de Instagram y Snapchat están cambiando las percepciones de belleza que tiene la gente alrededor del mundo.

Según, un análisis realizado por expertos de la Universidad de Boston y publicado en la revista de cirugía plástica JAMA, hay cada vez más personas preocupadas en exceso por cómo luce su cuerpo, y las selfies podrían tener algo que ver… Veamos.

Reseñan en Fayerwayer, que el grupo de psicólogos a cargo del estudio hizo un llamado de atención por la relación que podría existir entre las selfies, el excesivo uso de filtros de Instagram y la dismorfia de snapchat, un trastorno psicológico que hace que las personas que lo sufren tengan una visión distorsionada de ellos mismos, al punto de querer hacerse cirugías estéticas para parecerse a la imagen que proyectan en redes sociales.


Te puede interesar:
Adicción a los selfies: ¿Narcicismo o falta de autoestima?


Así, mencionamos 3 evidencias de que las selfies nos están afectando psicológicamente a las personas:

• Las personas tienden a sentir frustración por no verse en la vida real como en las fotos con filtro
• Deseo de realizarse cirugías plásticas para parecerse a sí mismo, según las selfies
• Altos niveles de ansiedad con respecto a la imagen personal entre la población más joven.

Ya antes hemos hablado de problemas relacionados con las selfies, relacionados con la adicción a hacerse selfies y la relación que tendría con problemas como narcicismo o falta de autoestima… Ahora toca el turno de repasar algunas evidencias de que las selfies en exceso son malas desde el punto de vista mental.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.