BANNER CECOTEC

Al parecer a los jóvenes les vale lo mismo un amigo que un smartphone, de acuerdo con un estudio de Kaspersky Lab en el que se le pedía a un grupo de participantes que ordenaran en nivel de importancia personas y objetos, reflejó que más del 37% colocan igual o por encima que a los amigos a sus dispositivos móviles.

La clasificación de los resultados fue arrojada de la siguiente forma: el 29,4% de los participantes señaló que su móvil era igual de importante que sus propios padres, el 21,2% señaló que su pareja y su móvil estaban en igualdad de prioridad en su vida y el  16,7% afirmó que estos aparatos son lo más importante para ellos.


 

Kaspersky Lab: ¿Sabes todo lo que estás compartiendo con Google?


 

Otra de las pruebas realizadas por Kaspersky Lab para determinar a los jóvenes les vale lo mismo un amigo que un smartphone, era pedir a los participantes colocar imágenes en un tablero frente a ellos que representan objetos o personas en su vida, la mayoría de los resultados señalaron que los jóvenes colocaban a familiares, parejas, mascotas y móviles más cerca de ellos y luego, en un segundo espacio, a los amigos y los colegas de trabajo.

Astrid Carolus, psicóloga de la Universidad de Würzburg, dirigió el estudio y comenta: “Nuestros teléfonos son una parte importante de nuestras vidas, y este estudio aporta pruebas psicológicas sobre ello. Nuestra conexión con estos “amigos digitales” refleja que depositamos un increíble grado de confianza en un objeto inanimado – tanto es así, que consideramos que es un elemento incluso más cercano e importante que muchas otras personas de nuestro entorno”.

Otro aspecto que resaltó durante las pruebas es que los participantes estaban más dispuestos a entregar el número de PIN del móvil cuando se les consultó, aún cuando esto represente un riesgo alto al exponer información, almacenamiento y datos del usuario, de hecho el 93% de los participantes dio el PIN de su smartphone cuando se les preguntó.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.