La surcoreana Samsung se deshace de sus impresoras, un segmento de negocio que no le es tan rentable y exitoso como si lo son las líneas de móviles, televisores y dispositivos de almacenamiento, por lo que deja su legado en ese industria en manos de HP por unos 1600 millones de euros.

La noticia de que Samsung vende sus impresoras fue anunciada por el diario Seoul Economic Daily que asegura que próximamente la firma hará oficial su transacción que se ejecutó en wones surcoreanos y que suma la cantidad de 2 billones.

Samsung se deshace de sus impresoras, porque vio la necesidad de fortalecer las líneas de negocio de los smartphone y televisores que actualmente son los productos que le garantizan los primeros lugares en el mercado tecnológico, en lugar de los desarrollos de impresiones que han venido siendo un punto de fuga de capital.


 

Samsung ProXpress C30, nuevas impresoras multifunción para Pymes


 

Actualmente la surcoreana se encuentra por debajo de HP, Canon y Epson en niveles de ventas en ese sector, razón más que suficiente para que Samsung venda la fracción de la empresa que se dedica a producir impresoras y dispositivos en ese segmento.

Pero el anuncio de que Samsung se deshace de sus impresoras y vende a HP no sorprende, ya en 2014 la firma había decidido realizar un proceso de desinversiones con el objetivo de reestructurar su modelo de negocio, por lo que se retiró de la participación en cuatro empresas químicas y del sector de seguridad y defensa, transacciones que le reportaron unos 1500 millones de euros.

Una muestra clara de la positiva decisión de Samsung son los resultados financieros del segundo trimestre, en el que la compañía registró un crecimiento de su beneficio ubicado en 1,7 por ciento con respecto al mismo período del año anterior, es decir unos 4.681 millones de euros, esto producto de los niveles de venta de su smartphone Galaxy S7 y Galaxy S7 edge.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.