Samsung ha presentado una nueva solución de seguridad para sus dispositivos móviles, integrada por un chip de seguridad y software optimizado para proteger completamente los datos privados en un almacenamiento aislado.

La nueva solución de seguridad de Samsung se puede entender como una caja fuerte a prueba de manipulaciones, que almacena de forma segura los datos confidenciales y criptográficos de los usuarios, como los códigos PIN, las contraseñas e incluso credenciales de criptomonedas, de manera separada de la memoria móvil típica, como puede ser en chips de memoria eUFS (embedded Universal Flash Storage).

Que los fabricantes trabajen en la seguridad integrada desde los componentes de los dispositivos inteligentes resulta fundamental en los tiempos en los que vivimos, porque ya no solo usamos el móvil para revisar correos electrónicos (que bien pueden llevar datos sensibles y confidenciales) sino también para hacer pagos en Internet, para sustituirlos como las llaves de casa o del coche, o bien para que almacenar nuestros billetes de avión.

“La seguridad se ha convertido en una característica muy importante en los dispositivos inteligentes actuales, ya que se convierten en herramientas esenciales que contienen la clave a nuestros datos personales conectados a diversos servicios, como la nube y las transacciones financieras”, afirmó Dongho Shin, vicepresidente senior de System LSI marketing en Samsung Electronics. 

Integrados en Galaxy S20

Si bien los smartphones y tablets actuales ya cuentan con fuertes medidas seguridad para evitar posibles manipulaciones, el chip dedicado a la seguridad agrega una serie de protecciones adicionales para defenderse de posibles ataques como la ingeniería inversa, la falta de potencia o ataques láser, lo que hace que sea extremadamente difícil para otros acceder o copiar los datos confidenciales almacenados. Además, la solución SE gestiona los intentos fallidos y evita que se repiten los ataques al aceptar sólo la última solicitud de autenticación como válida.

Así, la solución SE basada en S3K250AF combina un microcontrolador, protección avanzada a nivel de hardware y un sistema operativo seguro optimizado. Con un hardware certificado en CC EAL 5+, el nivel más alto recibido por un componente móvil, y con un software de protección dedicado, la solución asegura una garantía de seguridad de primer nivel en dispositivos móviles.

El dato: La nueva solución SE de Samsung se encuentra actualmente en producción y se presenta en los smartphones de la gama Galaxy S20 recientemente anunciados por la compañía. Pero no es primera vez que Samsung trabaja en esta línea de seguridad, porque recordemos que las generaciones anteriores de sus móviles han recibido certificaciones de seguridad de parte de organismos como el Centro Criptológico Nacional de España, que dan cuenta de la seguridad con la que podemos operar desde dichos terminales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.