Samsung lo ha conseguido: El móvil plegable es una realidad. Bueno, ya habíamos visto el Galaxy Fold y el Galaxy Z Flip, pero tras un primer contacto con el Galaxy Z Fold 2 puedo asegurar que por fin estamos ante un smartphone plegable que sirve para algo más que posturear. Y es que tras el lanzamiento del Samsung Galaxy Z Fold 2 he podido probarlo durante casi una hora y aquí, más que repasar sus características y especificaciones técnicas, compartiré mis primeras impresiones, cargadas de opiniones sincericidas como siempre, para que sepas lo que hay. Y lo que no.

A Galaxy Z Fold 2 lo ves y no te asombras: Ya el efecto WOW que nos producía el primer Fold, o aquel flechazo que sentí al tener a Galaxy Z Flip entre mis manos por primera vez, pues no lo sientes. Sabes lo que hay: un smartphone que coquetea con el sueño de ser un tablet, pero capaz de plegarse para caber en tu bolsillo.

Cuando lo tienes en la mano la sensación ahora es de seguridad. No te voy a engañar, en los primeros minutos, o quizá solo en los primeros plegados/desplegados al cerebro siempre le queda ese mínimo temor de aplicar demasiada fuerza y en mi caso, como persona nerviosa y prudente que soy, pues eso se transforma en que lo uso con especial “cuidado”. Pero pasados unos minutos con el móvil plegable la cosa cambia. Se siente que está bien construido, que es robusto, que no vas a cargártelo por abrirlo o cerrarlo, que no va a pasar nada por usarlo, vamos.

Características de SAMSUNG GALAXY Z FOLD 2

 SAMSUNG GALAXY Z FOLD 2
PRIMERA PANTALLADynamic AMOLED de 7,6 pulgadas
FullHD+ a 2.208 x 1.768
SEGUNDA PANTALLASuper AMOLED de 6,2 pulgadas
HD+ a 2.260 x 816
PROCESADOROcta core de 7 nanómetros (modelo por confirmar)
VERSIONES12GB/256GB
UFS 3.1
CÁMARA TRASERA12 megapíxeles f/2.2 OIS
12 megapixeles f/1.8 OIS Super Gran Angular
12 megapíxeles f/2.4 Zoom
CÁMARA FRONTAL10 megapíxeles f/2.2
CÁMARA EXTERIOR10 megapíxeles f/2.2
SOFTWAREAndroid 10
OneUI
DIMENSIONES Y PESOAbierto: 159,2 x 128,2 x 6,9mm
Cerrado: 159,2 x 68 x 16,88 mm
Peso: 282 gr
BATERÍA4.500 mAh
Carga rápida
Carga inalambrica
DIMENSIONES Y PESO160,2x73,3x7,9 mm
172 g

Saber que cuenta con materiales de construcción resistentes te da más seguridad: la pantalla exterior, por ejemplo, es de Gorilla Glass Victus, el más resistente de los materiales de este tipo.

La parte trasera es de Gorilla Glass 6, y la pantalla interior es de un material flexible desarrollado por Samsung, pero que aseguran haber testado para que sea resistente al uso normal que tendrá.

Y al usarlo con más seguridad, nervios fuera, comienzas a ver las mejoras respecto a la primera generación: la bisagra, por ejemplo, cuenta con un sistema de “barrido” que nos puede hacer sentir tranquilos de que el polvo o cualquier partícula no se lo vaya a cargar… Es la misma bisagra que Samsung usó en el Galaxy Z Flip y que no ha dado ningún problema, así que bien.

En cuanto a gustos se refiere, tengo que confesar que el hecho de que hayan apostado por un acabado mate, y en el color bronce que vimos en la gama Note20, me ha parecido un total acierto.

Bisagra con sistema de barrido

No se llena de huellas, en mano sientes que es menos “resbaladizo”, que igual es un tema de percepción, pero es lo que he sentido: confianza. Me sigue sin gustar que no sea resistente al agua, asumo que para la siguiente generación nos sorprendan.

Tampoco me gusta que el módulo de cámaras esté tan al relieve, al punto que le hace inestable al ponerlo sobre una superficie, lo mismo que pasa con Galaxy Note 20 Ultra y de lo que ya me quejé en su review… que para quejarme ya sabes que tengo un master. Pero es que si vas a gastarte 2.000 euros en un móvil, yo creo que tienes que tener algo perfecto entre las manos. O casi.

Siguiendo con el diseño: al abrirlo te enamoras. La pantalla ahora sí que es infinita. Le han quitado ese horrible marco donde estaba antes la lente frontal en el primer Fold, le han reducido mucho los marcos, y la experiencia al reproducir contenido es mucho más inmersiva. Y se ve mejor, nos engañemos que el marco ese del Fold anterior era feo pero que muy feo.

Al cerrarlo, o plegarlo otro cambio para bien: la pantalla exterior es una pantalla de verdad, que se puede usar de verdad, de 6,2 pulgadas, que ya no es una tortura responder un mensaje en ella. Así que en cuanto a diseño, creo que el logro más evidente es que han puesto de afuera, o sea al verlo cerrado, una pantalla de dimensiones usables, a diferencia de la generación anterior, donde apenas tenías una pantallita que poco aportaba.

Bien que lo han cambiado, porque de mi experiencia con el anterior Fold recuerdo (con cierto odio) que envié más audios de Whatsapp de lo que podría haber pensado jamás. Que yo odio los audios de Whatsapp, pero no podía ir por la calle con el Fold en una mano, y responder al Whastapp desde la pantalla pequeñísima que tenía… ¿el resultado? Enviaba audios. Y me odiaba por ello.

Al abrirlo te enamoras. La pantalla ahora sí que es infinita. Le han quitado ese horrible marco donde estaba antes la lente frontal en el primer Fold, le han reducido mucho los marcos, y la experiencia al reproducir contenido es mucho más inmersiva. Y se ve mejor, nos engañemos que el marco ese del Fold anterior era feo pero que muy feo.

Se trata de una pantalla con frecuencia de refresco adaptable de 120Hz para una experiencia lo más fluida posible con videojuegos y otras aplicaciones.

El pliegue de en medio la notas en ciertos momentos, pero la verdad es que al rato empieza a ser imperceptible a la vista y ya te concentras en el contenido. Es como un efecto de ceguera del cerebro: al principio lo que ves es la raya del medio, y luego es como que desapareciera.

Cámaras del Galaxy Z Fold 2

La cámara es muy versátil y nos permite aprovechar mucho del diseño del terminal. Hereda de Note20 usos en el modo profesional de video, por ejemplo, como el zoom con transición suave, y la posibilidad de elegir con cual micrófono grabamos el sonido.

Una acotación es que en esta cámara tenemos un zoom máximo de 2 aumentos ópticos, y 10 digitales, así como la posibilidad de grabar en una resolución máxima de 4K. Es decir no graba en 8K como la familia Galaxy S20 o los Galaxy note 20.

El modo Flex también funciona en la cámara: En ese modo en vertical, también con la cámara, podremos ver una previsualización de la foto a media pantalla y la cámara en la parte derecha.

Aprovecha el diseño plegado para hacerte selfies con las cámaras traseras. Puedes usar todos los modos de la cámara siendo tu el protagonista y además mientras te vas viendo como queda.

Además usando la pantalla principal y la exterior al mismo tiempo con la vista previa dual, el fotógrafo y el que posa pueden ver lo que se está capturando.

Para grabar video hay un modo llamado “Encuadre Automático” que es interesante porque hace que te siga el zoom y enfoque, que para creadores me pareció super original, y que es capaz de enfocar a dos personas a la vez mientras se están moviendo.

La cámara es muy versátil y nos permite aprovechar mucho del diseño del terminal

Uso del Z Fold 2

Esta creo que es la parte más interesante, la justificación de para qué tener un movil con pantalla plegable. Encontramos usos orientados al disfrute de contenido multimedia, como las formas que tienes de colocar el terminal para ver un video.

Tenemos por ejemplo el MODO FLEX que funciona en  aplicaciones como la reproducción de vídeos, y muestra el vídeo en la mitad superior y los controles de reproducción en la inferior .

Además encontramos más optimización para el uso de una gran pantalla y el paso entre ambas de forma fluida, como una experiencia fluida de verdad.

Hay usos interesantes como el modo “Multi-Active Window” para controlar el diseño de la pantalla de una forma fácil y flexible. Nos ayuda a aprovechar que sea una pantalla tan grande, para la multitarea: puedes abrir varios archivos desde la misma aplicación al mismo tiempo y verlos uno al lado del otro.

El dato: Galaxy Z Fold2 también ofrece conexión inalámbrica Samsung DeX como la que tiene el Note20 Ultra.

Tenemos un móvil con el ultimo procesador de Samsung, y una RAM de 12 GB que prometen fluidez y soltura para que lo que lo necesites. A esto se le suman 256 GB de almacenamiento interno, que no podremos ampliar con microSD así que tendremos que conformarnos y usar la nube.

La batería es de 4.500 miliamperios y carga rápida de 25 vatios. Si es como el Note20 ultra que he estado probando pues no creo que en mi caso llegue al final del día, pero lo rápido que carga es un puntazo.

Precio y disponibilidad

Dependerá del mercado la llegada y el precio es de 2.009 euros. Ya está en fase de preventa. Puedes personalizar el color de la bisagra, el del cuerpo del móvil siempre será negro (brillante) o bronce (mate).

¿Merece la pena? Por precio no es un móvil para todo el público, ni pretende serlo. Pero aúna innovación, diseño y potencia, por lo que de momento y tras un rápido contacto sí que hay que decir que todo apunta a que por fin Samsung lo ha conseguido y este Galaxy Z Fold 2 tiene todo para ser un móvil plegable y útil, más que un smartphone nacido para el postureo.




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.