“banner

Samsung Galaxy Z Flip es el nuevo plegable de Samsung y cuenta con todas las características y especificaciones técnicas para convertirse en el mejor móvil plegable que hemos visto. Tras usarlo durante poco menos de una hora comparto mis primeras impresiones, o mejor aún, las opiniones y sensaciones que me ha transmitido tras este primer contacto. Para impacientes, va un spoiler: Me ha emocionado como hace tiempo no hacía ningún móvil y aquí te cuento las razones de este “flechazo tech”.

Y antes de entrar en materia, una reflexión/confesión para dar contexto: Es difícil ser periodista de tecnología y mantener la emoción cada vez que un nuevo móvil te llega a las manos. No voy a negar que es un mundo muy divertido, y más en mi caso porque descubrir cómo la tecnología mejora nuestra vida me apasiona con locura, pero a veces se convierte en repetitivo. Y es que a medida que llegan más fabricantes y más móviles al mercado, la diferenciación entre un modelo y otro se diluye, y tener que descubrir los puntos en los que un móvil aporta valor puede ser todo un reto que termina, a veces y por repetición, en cansancio y algo de frustración.

Así las cosas, cuando asisto a un lanzamiento de un nuevo móvil llevo una mezcla de ilusión con preocupación: ¿Me sorprenderá el nuevo modelo? Aquí el tema de los rumores y filtraciones juega un papel determinante para matar el efecto WOW, ese que tanto anhelo cuando tengo un móvil en manos por primera vez… A veces sale mejor llevar la tabla de especificaciones hecha en base a las filtraciones y rumores, y ya ir confirmando o levemente ajustando los datos. Por otro lado me pregunto si tendré la capacidad de valorar el aporte de este terminal. Lo cierto es que es todo un reto cada vez el alejarse de la “contaminación tecnológica” en la que vivimos, dentro de la burbuja tech, para poder conectar con el usuario que llevas dentro y poder sacar a relucir lo que realmente ese nuevo móvil puede aportar a la vida de quién lo compre.

Dicho todo este rollo, a lo que voy: El Samsung Galaxy Z Flip me ha enamorado a primera vista. Ha sido como un flechazo. Y por lo que te he contado antes, eso me sucede cada vez menos. Es un móvil por el que, confieso, no apostaba en absoluto porque mi experiencia con el Samsung Galaxy Fold no fue la más satisfactoria como te he contado por aquí, y si estás cansado de leer, te dejo por aquí el vídeo con las opiniones correspondientes:

Samsung Galaxy Z Flip: opiniones preliminares

Galaxy Z Flip me parece estéticamente precioso. Un diseño bien cuidado, con materiales de construcción premium que transmiten la sensación de seguridad al doblar el terminal por la mitad. Es un tema interesante este: Al Fold lo doblaba con miedo, quizá porque no me cabía con facilidad en una mano, quizá porque tuvo un estreno complicado en el mercado… Lo cierto es que Samsung ha dejado claro que ha aprendido la lección, y que con Galaxy Z Flip creo que no tendremos esas malas experiencias.

Galaxy Z Flip se lleva bien en una mano. Se abre y se cierra con facilidad con una sola mano. Y no te transmite “nervios” en ningún momento. Puede que sea porque ya he tenido la experiencia con el Fold, o con el Motorola RAZR, pero lo cierto es que se me ha hecho muy natural el manejo de Galaxy Z Flip con una sola mano. Es un móvil liviano y muy estilizado, que está hecho en cristal y metal, pero no se “resbala” de las manos.

La pantalla de Galaxy Z Flip tiene todo lo que una pantalla de un móvil de Samsung nos ofrece. La leve línea que se marca al abrir el terminal apenas se nota cuando reproduces contenido o navegas, así que aunque en principio nos puede parecer que está “muy marcada”, la realidad es que es imperceptible a la vista.

Al cerrar el Galaxy Z Flip podemos meterlo en un bolsillo sin complicación. Nos queda en la parte de fuera una mínima pantalla con usos limitados como ver notificaciones (configuras las que quieres ver en función de una lista de opciones que te da el fabricante) o bien usarla para verte a la hora de hacerte un selfie, en este caso con la cámara trasera, así que es un selfie con más posibilidades que si te lo haces con la cámara frontal. No tengo claro cuán cómodo sea, porque durante el rato que lo usé me pareció tan pequeña la imagen que proyecta, que apenas pude previsualizar cómo iba a quedar el selfie antes de disparar la cámara.

Hablando de cámara, monta casi casi las mismas que un Galaxy S10, así que te puedes hacer una idea del rendimiento que nos dará. Esto tendremos que confirmarlo luego, al probarlo en detalle, y ya te contaré con certezas más que con especulaciones. Lo mismo sobre la batería, que mantiene atributos como la carga rápida, reversible e inalámbrica de la familia S10.

Sin posibilidad de ampliar memoria de almacenamiento mediante microSD, ni certificación IP68, las grandes ausencias que noto a priori en el Galaxy Z Flip pueden verse fácilmente compensadas por la posibilidad de tener un móvil realmente diferente y exclusivo en la la palma de tu mano. En relación calidad precio tengo aún dudas y sentimientos encontrados: Pagar 1.500 euros por un móvil plegable estéticamente precioso y con el rendimiento garantizado para la multitarea y funciones básicas no parece una completa locura, y sin duda esto va orientado a usuarios que quieren diferenciarse del resto.

Ahora bien, ¿merece la pena comprar un móvil plegable en 2020? Depende. Si lo que quieres es una experiencia diferente, adelante. Aún sigo sin ver, eso sí, los usos claves que nos van a permitir sacar el máximo partido a las pantallas que se doblan a voluntad. En el Fold lo tenía claro, porque me daba una pantalla mayor, pero con Z Flip me sigue faltando ver con claridad los casos de uso.

Igual cambio de parecer tras usarlo por más tiempo, pero de momento solo puedo confesar que con el Samsung Galaxy Z Flip he tenido un flechazo como hace tiempo no sentía con ningún móvil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.