Lo bueno, lo malo y lo feo del Samsung Galaxy Z Flip (Análisis y opiniones)

Tras pasar una semana usando el Samsung Galaxy Z Flip puedo compartir mi opinión más sincera: ¿Merece la pena comprar este smartphone plegable en 2020? Más que un análisis de características y especificaciones técnicas, seguidamente comparto mis opiniones como usuario del terminal.

Y es que si bien las primeras impresiones del Galaxy Z Flip fueron de lo más satisfactorias, cuando te pasas unos días con un móvil plegable las 24 horas puede que la cosa cambie y eso es lo que quiero compartir aquí, para ayudarte a resolver dudas que puedas tener antes de dar el paso y comprarlo.

No nos vamos a engañar: Si hay algún tipo de terminal que atrae muchas miradas hoy en día, el Galaxy Z Flip. sin dudar es uno de ellos. Estamos frente a un smartphone que se dobla por la mitad y eso, sin duda alguna, llama la atención. Pero, ¿es suficiente innovación como para elegir gastar 1.500 euros en este smartphone plegable frente a otras opciones que hay en el mercado por menos dinero? Te cuento mi experiencia de uso y tú tomas la decisión.

“huawei
Galaxy Z Flip es probablemente el móvil más innovador de 2020

Para no hacer de esto un artículo eterno voy al grano: te dejo un cuadro de especificaciones técnicas del Galaxy Z Flip, y te resumo mi experiencia como usuario en lo que vendría a ser lo bueno, lo malo y lo feo del móvil plegable de Samsung.

Samsung Galaxy Z Flip – Precio, Características y Especificaciones

PRECIO1.500 euros
PANTALLA PRINCIPALDynamic AMOLED
1080 x 2636 (FHD+)
PANTALLA DE LA CUBIERTASuper AMOLED
resolución 112 x 300
CÁMARA DE LA CUBIERTASelfie de 10 Mpx, F2.4
CÁMARA TRASERA- 12.0 MP + 12.0 MP
F1.8 , F2.2
- Resolución de grabación de vídeo
UHD 4K (3840 x 2160)@60fps
- Slow Motion
960fps @HD, 240fps @FHD
SISTEMA OPERATIVOAndroid
PROCESADOR7㎚ 64-bit, Octa-Core (2.84 GHz + 2.41 GHz + 1.78 GHz)
MEMORIARAM 8 GB, Almacenamiento 256 GB
AMPLIACIÓNNO
MEDIDAS PLEGADO87.4 x 73.6 x 15.4-17.3 mm
MEDIDAS DESPLEGADO167.3 x 73.6 x 6.9-7.2 mm
PESO183 g.
BATERÍA3.300 mAh
OTROSCarga rápida.
Sensores: Sensor de huellas dactilares (lateral), acelerómetro, barómetro, giroscopio, sensor geomagnético, sensor Hall, sensor de proximidad, sensor de luz RGB.

Lo bueno del Galaxy Z Flip

El diseño del Galaxy Z Flip es exclusivo y llama la atención. Obviamente lo más llamativo es su sistema de plegado, y los acabados te hacen sentir que más que un móvil el Samsung Galaxy Z Flip es una joya de la tecnología. Al contrario de lo que me pasó con el Samsung Galaxy Fold, que me daba la sensación de que se me podía romper entre las manos, con el Galaxy Z Flip me sentí cómoda desde el primer momento.

El sistema de plegado es más natural que el del Fold, y el hecho de poder usarlo con una sola mano da seguridad. Que te digan desde Samsung que han mejorado las bisagras y que, si bien con cuidado, el móvil lo puedes usar con tranquilidad, sí que hace la diferencia. Bueno, y que cuando lo abres no sientes que se te va a caer, un tema natural de dimensiones, y peso, que no pasaba con el Fold por su tamaño al desplegar.

El pliegue de la pantalla en videojuegos o videos apenas se nota

La pantalla principal, Dynamic AMOLED de 6,7 pulgadas, resolución Full HD+ con formato 21,9;9, es una pantalla con la calidad que Samsung nos tiene acostumbrados. Si bien apagada puedes ver la marca del pliegue del doblado, cuando la usas y reproduces un video o un videojuego simplemente eso desaparece a la vista… Igual es que te acostumbras, pero lo cierto es que no molesta en absoluto.

De las cámaras no hay queja: no son las mejores cámaras de Samsung, pero son mejores que las de muchos móviles de 2020 que se venden como alta gama.

De hecho, son las cámaras del Galaxy S10+, que si tienes dudas de cómo trabajan puedes mirar el review que hicimos en su momento y refrescar tu memoria. Así que no voy a entrar en esta parte con mayores detalles que los técnicos que tienes en la tabla de especificaciones y te los recuerdo aquí:

  • Wide: 12 megapíxeles, f/1.8, 27 mm, 1/2.55″, 1.4 µm, Dual Pixel PDAF, OIS
  • Ultra Wide: 12 megapíxeles, f/2.2, 12 mm, 1.12 µm.
  • Cámara frontal: 10 megapíxeles, f/2.4, 26 mm, 1.22 µm.
Selfie con Galaxy Z Flip
Selfie con la cámara trasera del galaxy Z Flip (disparo con el móvil plegado)

Lo que sí tengo que decir es que el poder usar el móvil medio plegado para hacerte un selfie o una videollamada tiene su rollo y puede ser interesante… Es uno de los usos más claros que le vi al sistema de plegado, de hecho.

Lo malo del Galaxy Z Flip

Cuando lo pliegas tienes una pantalla secundaria tan pequeña como poco útil: es una super AMOLED de 1,1 pulgadas y resolución 300 x 112 píxeles que nos sirve para notificaciones, y para guiarnos a la hora de hacernos un selfie con la cámara trasera y el móvil plegado. Más curiosidad que utilidad.

La batería es de 3.300 mAh con sistema de carga rápida de 15W y carga inalámbrica de 9W. No es la mejor batería, no es la que más autonomía ofrece, ni la que más rápido carga. Es un “suficiente”. Como usuario poca queja, que tampoco es que podrían meter más batería y mantener el cuerpo delgado que tiene el terminal, así que una cosa por otra, ¿no?

Que no sea a prueba de agua es un tema que también hay que considerarlo a la hora de mirar un móvil de 1.500 euros en 2020. Que entiendo que es un tema de lo delicada de la pantalla, pero es un riesgo importante a asumir por parte del usuario, más en esta época de nuestras vidas que nos lavamos las manos como nunca antes…

Lo feo del Galaxy Z Flip

El diseño de Galaxy Z Flip es muy elegante, pero el material con el que lo han hecho lo convierte en un móvil muy complicado de mantener limpio: Absorbe las huellas y no hay manera de mantenerlo libre de ellas. Se ve sucio, parece descuido. Y o lo aceptas y te resignas, o te obsesionas y tendrás que acabar con un pañito limpia gafas para mantenerlo reluciente y pulcro.

La utilidad de la pantalla plegable del Galaxy Z Flip es difícil de sacar en claro: más allá de usarlo en forma de “L” para hacernos un selfie, o dejarlo así en horizontal para prescindir del trípode a la hora de ver contenido multimedia.

De resto, el hecho de que la pantalla plegable se convierte en anecdótico frente a lo útil que era en el Galaxy Fold: pasabas de una pantalla de móvil a una el doble de grande… en este caso, pasas a un móvil la mitad de pequeño, pero más allá de la curiosidad y la exclusividad, ¿esto qué nos aporta?

Veredicto: ¿Merece la pena comprar el Galaxy Z Flip?

La falta de soluciones de software que nos hagan sacar el máximo partido a las pantallas plegables es lo que no nos permite sentir que estamos ante terminales cuya compra sea más que un antojo o capricho tecnológico.

Creo que el Galaxy Z Flip es el móvil más bonito y original de 2020, el más innovador en cuanto a diseño, y el más espectacular en cuanto a innovación. Pero me falta “algo” que lo haga el terminal definitivo. Aún así, como aproximación a los smartphones con pantallas plegables de 2020 puede ser un muy buen avance.

Así que me queda la sensación del móvil-joya que tienes entre manos y te hace diferente al resto, quizá como propuesta de innovación y reclamo aspiracional pueda estar bien, pero estamos hablando de un móvil de 1.500 euros como precio de salida, con lo cual siento que faltan argumentos tecnológicos y casos de uso para recomendar su compra en 2020, frente a otras propuestas incluso del mismo fabricante como cualquiera de los integrantes de la familia Galaxy S20. Si te lo puedes permitir, como capricho, es una inversión que te hará destacar del resto de mortales techies.

“ecosistema

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.