Samsung Galaxy Z Flip 3 es la nueva apuesta de la compañía dentro de los teléfonos plegables. Lo hemos probado durante una semana y aquí te contamos nuestra experiencia: ¿Merece la pena comprar este smartphone? Depende. Y aquí te lo contamos para que decidas si es el mejor móvil de 2021 para ti, o no. Veamos.

Lo primero es que tenemos que tener claro que el diseño es su baza: Se trata de un dispositivo de diseño elegante, compacto, con características que mejoran notablemente a las del Galaxy Z Flip 2 y más aún frente al Flip original. Podemos decir que Samsung ha querido subir de nivel, pero conservando una estética funcional y minimalista, muy presente en los modelos tipo concha.

Pero esta vez solo el diseño es destacable del Galaxy Z Flip 3: El terminal cuenta también con un potente procesador, Qualcomm Snapdragon 888, 8 GB de memoria RAM, cámara frontal de 10 megapíxeles o resistencia al agua IPX8. Y esto no es todo: Si quieres conocer las claves que más destacan de Samsung Galaxy Z Flip 3 no dejes de seguir leyendo. Te las desvelamos a continuación.

Samsung Galaxy Z Flip3 5G - Smartphone sin Tarjeta SIM, Android,...
  • Tamaño compacto: un teléfono inteligente de gran tamaño que se pliega para adaptarse a los bolsillos pequeños. Plegado, el Galaxy Z Flip3 5G...
  • Icónica pantalla de la tapa: comprueba mensajes, haz fotos, reproduce música… Todo sin abrir el teléfono. La pantalla exterior de 1,9...

Samsung Galaxy Z Flip 3: Características

 Samsung Galaxy Z Flip 3
Pantalla Interior PlegablePantalla FHD+ Dynamic AMOLED 2X de 6,7 pulgadas (22:9) Infinity Flex
Pantalla ExteriorPantalla Super AMOLED de 1,9 pulgadas
CámarasCámara Selfie de 10MP Selfie Camera: F2.4
Cámara ultra gran angular de12MP y Cámara gran angular de 12 MP
Procesador y memoriaQualcomm Snapdragon 888


8 GB
256 GB / 128 GB
Batería3.300 mAh + Carga rápida 15 W
Sistema OperativoAndroid 11 + Interfaz de Samsung

Diseño compacto y plegable con doble pantalla

Cerrado se hace tan minúsculo que da gusto llevarlo encima. No solo no ocupa espacio en el bolso o mochila, si no que se pierde entre las cosas. Es perfecto para llevar en el bolsillo de una camisa o en el compartimento de un bolso de mano.

Abierto ya es otra cosa, parece un móvil al uso, con una pantalla interior Dynamic AMOLED 2X Infinity Flex de 6,7 pulgadas con resolución Full HD+ (2640 x 1080 puntos), 425 ppp y tasa de refresco adaptable de 120 Hz.

En un primer momento la «raya» del pliegue como que la ves todo el rato. Luego te acostumbras y ya no molesta a la vista. Sí que puedes sentirla cuando escribes sobre la pantalla. No es excesivamente molesto, pero siempre sientes que está ese pliegue allí.

Este panel nos permitirá trabajar con él en todos los sentidos, pero no es el único que incluye.

Plegado podemos hacer uso de uno pequeño Super AMOLED de 1,9 pulgadas y resolución 260 x 512 puntos. Este panel es perfecto para leer noticias rápidas, ver notificaciones, consultar información puntual, realizar pagos o ejecutar widgets.

El panel frontal tiene múltiples opciones de configuración para adaptarlo a tu gusto en cuanto a estilo, colores y demás.

En el uso diario es interesante poder ver notificaciones sin tener que abrirlo. Y es fácil el manejo con una sola mano, pero si bien es perfecto cuando está abierto o cerrado, representa un reto para abrirlo: No hemos logrado hacerlo de forma rápida, siempre lo terminamos cogiendo con ambas manos para abrirlo. Daba «miedo» meter la uña en la pantalla al usar el dedo para abrirlo, así que terminábamos usando ambas manos para abrirlo sin problemas. Cerrarlo sí que es más sencillo con una sola mano, un movimiento más natural.

Funciones para aprovechar su forma plegada

Samsung ha mejorado la función Quick Shot para hacer de este terminal un modelo bonito, pero también muy útil. De este modo, podrás mantener el teléfono cerrado y hacer una foto o vídeo rápido directamente desde el panel frontal. Para ello solo tendrás que pulsar dos veces la tecla encendido del teléfono.

El uso de un teléfono plegable como este es interesante a la hora de hacer videollamadas. O alguna foto con un plano original. De resto el hecho de que sea plegable es más algo estético que otra cosa.

Resistencia en todos los sentidos

Samsung ha trabajado duro para construir un terminal realmente resistente. El Galaxy Z Flip 3 está fabricado en aluminio (un 10% más resistente que el que ha empleado en otros de sus modelos de alta gama).

Pero además, el vidrio que recubre gran parte del terminal es de tipo Gorilla Glass Victus (el sistema más avanzado que tiene Corning en estos momentos), lo que lo convierte en un terminal muy resistente a golpes o caídas.

Hay que destacar también su bisagra, el talón de Aquiles de otros móviles. En este caso, no tiene holguras y presenta una buena sensación de robustez. Para que os hagáis una idea, El Z Flip3 5G ha sido sometido a pruebas de plegado bastante duras, verificadas por Bureau Veritas, soportando 200.000 pliegues.

Y hablando de resistencia, no hay que olvidar mencionar que cuenta con resistencia al agua IPX8, por lo que los usuarios ya no tendrán que preocuparse por el agua o las salpicaduras.

Potencia «sobresaliente» y cámara «suficiente»

El Samsung Galaxy Z Flip 3 es capaz de funcionar sin decepcionar gracias a un procesador Snapdragon 888, el más potente de Qualcomm y compatible con la tecnología 5G. Este está acompañado de nada más y nada menos que 8 GB de memoria RAM y 128 ó 256 GB de almacenamiento interno.

A nivel fotográfico, el Galaxy Z Flip 3 ofrece un sensor frontal de 10 megapíxeles, así como una doble cámara principal (ultra gran angular de12MP y gran angular de 12 MP).

La cámara de Galaxy Z Flip 3 no tiene nada que la haga destacar en sí misma. Salvo el hecho de poder hacer selfies o videos con la frontal sin abrir el móvil, o hacer selfies o videos donde el «zoom» te sigue… Cosas que ya hemos visto en la generación anterior.

Sin sobresaltos, es una cámara «Correcta», pero no podemos decir que sea decisiva en la compra de este terminal porque no tiene nada de especial realmente.

Por lo demás, equipa una batería de 3.300 mAh con sistema de carga rápida de 15 W, y está gobernado por Android 11 trabajando codo con codo con la capa de personalización de la compañía.

La batería es quizá «la pata coja» del Z Flip 3: nos ha durado un día justito, pero si le sacabas más de la cuenta del bolsillo, ya te pedía carga antes de finalizar la tarde. Un dato importante a mencionar es que hemos notado que el móvil se calentaba más que otros modelos. No llegaba a apagarse, pero sí que le subía la temperatura en cuanto le pedías un poquito más al procesador, sea por la ejecución de apps o por uso de la cámara.

¿Merece la pena comprar el Z Flip 3?

El Galaxy Z Flip original con 8 GB de RAM y 256 GB de espacio interno tiene un precio de 1.500 euros, lo que lo posiciona fuera del alcance de una buena parte de usuarios. Sin embargo, este Z Flip 3 está disponible en el mercado por 1.049 euros con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Vale que no es lo que se dice económico, pero es bastante más barato que su antecesor, y que otros modelos de gama alta de la compañía o de la competencia.

A esto hay que añadir, como ya hemos visto, características actuales con un amplio rendimiento, un sistema de cámaras que no está nada mal y diseño compacto y robusto, que marca sin duda un antes y un después dentro de los móviles de la firma surcoreana. Para más información no dudes en visitar la web oficial de Samsung.

Ahora en cuanto a la opinión, tras una semana con este Galaxy Z Flip 3 como móvil principal lo hemos tenido claro: Su uso es anecdótico. Es práctico plegarlo para llevarlo en un bolsillo o una riñonera. Es un móvil curioso que sirve para llamar la atención o para ser «diferente». Pero los usos como tal que tiene una pantalla que se pliega sobre sí misma, por mucho que Samsung va trabajando en mejorarlos, son esos: que se queda más pequeño y es «cuqui». De resto, poco nos ha aportado en el día a día.

Una ventaja clara que tiene el Flip Z3 respecto a las generaciones anteriores es que ahora no tiene el enemigo en casa: si te planteas comprar este móvil o un S21+ por ejemplo, no tienes que pensar que «sacrificas» rendimiento o cámaras. Tampoco tienes que preocuparte por el tema de la resistencia. Así que poco a poco se van haciendo un lugar, más que anecdótico, en el catálogo de Samsung. Y creemos que en cuestión de tiempo se verán más Flips por la calle. Al tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.