Muchos creerán que el mercado de los smartwatches se ha apagado un poco, pero no es así. Si bien ya pasó por ese momento de tendencia, se ha convertido en un sector un poco más maduro que ha cosechado un buen número de fans. Tras probar el Samsung Galaxy Watch podemos compartir nuestras opiniones en detalle

La coreana ha dado un vuelco a la nomenclatura de su reloj inteligente. Si bien este modelo es el sucesor del Gear S3 y Gear Sport, su nombre no es Gear S4 tal y como se esperaba. En un intento de unificar sus nombres, así como por estrategia de marketing, la compañía ha bautizado este nuevo dispositivo como Samsung Galaxy Watch.

Pero más allá del nombre, realmente este nuevo reloj es una combinación de sus antecesores. Y es que por un lado cuenta con el aspecto resistente y deportivo del Gear Sport, mientras que también incorpora la conectividad LTE presente en el Gear S3.

Uno de los aspectos que hace destacar a este nuevo modelo es que viene en dos versiones de tamaño para así adaptarse a los diferentes tipos de usuarios. Los hombres, quienes suelen tener muñecas más grandes, pueden optar por el modelo de 46 mm, mientras que las mujeres o quienes prefieran tamaños más reducidos pueden elegir el modelo de 42mm.

Claro que esto no es todo lo que ofrece el nuevo Samsung Galaxy Watch. Si quieres conocer todas las novedades sobre este smartwatch, a continuación hacemos un análisis más detallado de todo lo que necesitas saber: lo bueno, lo malo y lo feo porque no todo puede ser perfecto, ¿o sí?


Te puede interesar:
LG patenta un smartwatch con cámara integrada


Lo bueno

Antes que nada, vamos a detallar qué es todo lo bueno que nos trae el Samsung Galaxy Watch, qué nos ha gustado y las razones por las cuales resulta ser el mejor smartwatch para Android del momento.

  • Bisel rotatorio

El Samsung Galaxy Watch no solo ha mantenido su increíble pantalla AMOLED redonda, sino también el ya conocido bisel rotatorio. Ubicado en la corona del reloj, este permite manejar casi por completo el sistema del dispositivo. Basta con girarlo para acá y para allá para moverse entre sus aplicaciones y sus diferentes funciones.

Este reloj también pero cuenta con botones físicos y con la pantalla para su manejo. Sin embargo, utilizar el bisel resulta muy cómodo y es algo a lo que te acostumbras enseguida. Por otro lado, además de ser un elemento que mola bastante, es muy funcional. No solo facilita la navegación, sino que gracias a que sobresale un poco, la pantalla está mucho más protegida que en otros modelos.

  • Construcción sólida

Otra de las cosas que me ha gustado del Samsung Galaxy Watch es su construcción sólida. Se nota con solo mirarlo que es un dispositivo fuerte, lo que viene muy bien cuando se trata de un reloj. Su solidez se la otorga tanto el bisel como el hecho de esta fabricado en acero inoxidable. Sin embargo, la parte interna del reloj, que es la que toca la piel, es de un plástico suave para evitar incomodidades o reacciones alérgicas.

Asimismo, para protegerlo aún más, Samsung ha incorporado en este dispositivo el cristal Corning Gorilla Glass DX+ en su pantalla. Se trata de un cristal de un grosor mayor creado especialmente para ofrecer mucha más resistencia al rayado que en un smartphone. Y esto es algo que se agradece bastante, ya que los relojes suelen estar mucho más expuestos.

  • Look versátil

Al ser el Samsung Galaxy Watch una fusión entre el Gear S3 y Gear Sport es lógico verlo con un estilo deportivo. Pero realmente se trata de un smartwatch para usar en cualquier ocasión, incluso en una elegante. Viene en dos tamaños para que elijas la que se adapta mejor a tu muñeca y que así no luzca extravagante, sino hecho a la medida.

Los colores también ayudan a su versatilidad. Ambos tamaños los puedes encontrar en negro, pero el más grande también viene en plateado y el más pequeño en rosa, ideal para las mujeres. Además puedes adaptarle diferentes correas según tu estilo. Samsung ofrece una amplia variedad de correas de silicona, pero también puedes elegir cualquier otra que te guste, ya que el reloj es compatible con correas de 20 mm y 22 mm. Eso sí, tendrás que comprarlas por separado.

  • Almacena las listas de reproducción de Spotify

Otra novedad que llama bastante la atención en este nuevo smartwatch es su compatibilidad con Spotify. Con el reloj de Samsung los usuarios de la versión Premium podrán almacenar sus listas de reproducción de Spotify para escuchar su música favorita donde y cuando quieran sin depender del móvil y con tan solo usar unos auriculares inalámbricos.

Ciertamente el Samsung Galaxy Watch no es el primer ni el único reloj en permitir la reproducción de música en streaming. El Apple Watch ya lo hace con el servicio de Apple Music. Sin embargo, no cabe duda de que Spotify es una plataforma mucho más popular que el servicio de la compañía de Tim Cook. De hecho, hace poco Spotify reveló que cuenta con 180 millones de usuarios, de los cuales 83 millones son suscriptores de pago. De esta manera supera con creces la base de Apple que en mayo no llegaba a los 50 millones.

  • Es resistente al agua

Una de las características que no puede faltar en ningún smartwatch de última generación es la resistencia al agua. Por ello, Samsung se ha asegurado de ofrecer esta funcionalidad en su nuevo equipo. A la construcción del Samsung Galaxy Watch se le ha otorgado la certificación de resistencia militar MIL-STD-810G e IP68, lo que significa que puede sumergirse hasta  50 metros y que además puedes nadar con él.

Lo malo

Ahora ha llegado el turno de hablar de las cosas no tan buenas del Samsung Galaxy Watch. Su comodidad, estilo y funcionalidad lo convierten en una de las mejores opciones del mercado. Pero también hay algunos detalles que podrían haber sido mejores y que ende le restan algunos puntos.

  • La batería podría ser mejor

Este es un tema difícil cuando se trata de smartwatches. Nadie quiere tener que estar cargando su reloj todos los días; esto no solo deja de ser funcional, sino que también es tedioso. De ser así corres incluso el riesgo de dejarlo olvidado en la gaveta. La autonomía del Samsung Galaxy Watch no es mala, pero tampoco es especialmente extraordinaria.

Con un uso intensivo de aplicaciones y todas sus funciones la batería podría alcanzar casi justo para dos días de uso. Esto podría ser suficiente para cualquier usuario, la verdad. Pero no resulta algo muy bueno cuando se compara con los 4 o 6 días que asegura Samsung que dura. Si desactivas algunas funciones podrías llegar a 3 días sin cargar la batería, pero nunca a las 4 o 6 que promete la marca.

  • Funciona para iPhone, pero no del todo

El Samsung Galaxy Watch también es un reloj que se promociona como compatible con Android y también con iOS. Esta puede ser una buena noticia para quienes tienen un iPhone y quieren probar con un smartwatch de Samsung. Sin embargo, no todo son buenas noticias. Y es que si bien este dispositivo funciona con iOS 9.0 o superior, por las políticas de Apple y de su sistema operativo perderás algunas funciones.

Si tienes un iPhone vinculado al Galaxy Watch no tendrás las respuestas a las notificaciones, solo podrás utilizar las aplicaciones gratuitas, no podrás controlar la música del móvil desde el reloj y también perderás algunas funciones de la app Samsung Health como las recomendaciones.

  • No tiene variedad de aplicaciones

En este reloj volvemos a encontrar el problema de la falta de variedad de aplicaciones. Y es que Samsung, al igual que Apple, ha apostado por su propio sistema operativo. Sin embargo, los desarrolladores aún no parecen muy interesados en crear aplicaciones para Tizen. Es por esto que no encontrarás demasiadas opciones en la tienda, al menos no de calidad.

Solo podrá encontrar, como es obvio, las de Samsung o las de algunas empresas grandes como son Spotify, Uber, Renfe, Cabify, Iberia, Strava, Speedo On, entre unas pocas más.

Lo feo

Ahora ya llegado el turno de hablar de lo feo de este dispositivo. En este apartado no hablaremos de nada estético, porque realmente este reloj es uno de los más bonitos que hay. Pero no podemos dejar pasar dos cosas que hacen flaquear al Samsung Galaxy Watch.

  • Bixby es limitado

Cuando se trata de asistentes virtuales, el de Samsung, Bixby, no destaca precisamente por ser uno de los mejores. Para las características que puede ofrecer el Samsung Galaxy Watch, Bixby no está a la altura y lo peor de todo es que no se puede usar en español. Este asistente fue presentado por la coreana como una estrella, pero su éxito ha sido muy poco.

De hecho, desde que llegó al mercado con el Samsung Galaxy S8 en 2017, los usuarios lo han desactivado por ser un elemento que además de ser poco funcional, consume batería. Además, dado que Google Assistant es mejor y está disponible para todos, los usuarios prefieren usarlo antes que Bixby. En conclusión: tampoco resulta útil para el Samsung Galaxy Watch.


Te puede interesar:
Mobvoi lanza el TicWatch C2, un smartwatch clásico con Wear OS de Google


Veredicto: ¿Merece la pena comprar el Samsung Galaxy Watch?

A nivel de diseño, el Samsung Galaxy Watch es uno de los smartwatches mejor logrados. No solo tiene un estilo versátil, adaptable a diferentes situaciones, sino que además es muy bonito, cómodo, resistente y funcional. El bisel rotatorio tiene una gran influencia en esto, ya que además de hacerlo diferente, lo hace más manejable al ofrecer mayor facilidad de navegación. También es un modelo sólido y muy resistente que no se estropeará o rayará con facilidad.

A pesar de su compatibilidad con iOS, no es un reloj recomendado para usar con iPhone porque perderás muchas de las funciones del dispositivo. Lo más idóneo es que tengas un Samsung porque así la configuración será mucho más sencilla. Con un móvil Android también podrás aprovechar sus ventajas, solo que la configuración te llevará unos pasos extras.

¿Que más se puede añadir? Su batería, si bien es mejorable, es buena. También podrás disfrutar de Spotify completo y podrás ver notificaciones y responderlas. Por otro lado, su precio resulta un atractivo adicional, ya que puedes comprarlo desde 280 euros en su versión más limitada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.