El Samsung Galaxy Watch 4 es el nuevo smartwatch de la compañía surcoreana. Y es el mejor que ha hecho hasta ahora. Estamos frente a un reloj que llega en dos versiones (una estándar más deportiva y otra Classic), nuevas funciones y más potencia, gracias al procesador de 5 nanómetros incorporado. Aquí repasamos sus puntos clave y contamos nuestra experiencia, para que decidas si merece la pena comprar este smartwatch o no. Veamos.

Galaxy Watch 4 es además el primer modelo en incluir WearOS con One UI Watch, la nueva plataforma desarrollada por Google y Samsung. El dispositivo, capaz de aguantar 40 horas de uso según la compañía, se ha puesto ya a la venta a un precio que parte de los 269 euros. Si te interesa y quieres conocer más, no dejes de seguir leyendo. A continuación repasamos las 5 razones por las que debes decantarte por él.

Diseño versátil para todo tipo de usuarios

Samsung ha trabajado para que este reloj se adapte a todo tipo de usuarios. Eso se ve reflejado en dos modelos diferentes con varios tamaños. Tenemos, por un lado, un Samsung Galaxy estándar con diseño más deportivo. Este modelo está disponible con caja de 40 o 44 milímetros fabricada en aluminio. No cuenta con bisel giratorio, pero dispone de dos botones en su parte derecha.

Por otro lado tenemos un Samsung Galaxy Watch 4 Classic algo más grande. Su caja es de 42 y 46 mm y está fabricada en acero inoxidable. Además de tener una apariencia más elegante, este reloj si que dispone de bisel giratorio igual que su antecesor el Galaxy Watch 3. Con el que podremos interactuar con las apps, así como desplazarnos por la interfaz.

Sin embargo, a pesar de contar con diseños diferentes la pantalla es la misma en ambos. Esta tiene un tamaño de 1,36 pulgadas con 450 x 450 píxeles de resolución en los modelos más grandes y de 1,19 pulgadas con 396 x 396 píxeles en los más pequeños.

Samsung Bioactive, el sensor tres en uno

El Samsung Galaxy Watch 4 incluye Samsung Bioactive Sensor, un nuevo sistema que reúne tres sensores en uno. El objetivo principal es el de reducir espacio. De este modo, tenemos el sensor óptico de frecuencia cardíaca, el electrocardiograma y un sensor de análisis de impedancia bioeléctrica (BIA).

Este último es el que más llama la atención de los tres, ya que es el sensor propio de las básculas inteligentes y que ahora está integrado en un reloj. Con él podremos conocer nuestro índice de masa corporal o el porcentaje de grasa. ¿Lo vas a usar mucho? Depende de cada usuario.

Como no podía ser de otra forma, también podremos monitorear el sueño, conocer el nivel de oxígeno en sangre, frecuencia cardíaca o visualizar la función de detección de ronquidos, otra de las novedades. Asimismo, el Samsung Galaxy Watch 4 llega con más de 100 modos deportivos, GPS y NFC.

Más potencia gracias a los cinco nanómetros

Otra de las razones para comprar un Samsung Galaxy Watch 4 es que cuenta con el procesador Exynos W920. Se trata del primer procesador de cinco nanómetros para relojes inteligentes. Esto garantiza un mayor rendimiento y fluidez a la hora de trabajar con apps o herramientas.

A este chip le acompañan 1,5 GB de RAM y 16 GB de espacio interno. Es un reloj que va muy bien en el uso diario. Sin lags, con buena sensibilidad de pantalla.

WearOS con One UI Watch, nueva plataforma para los Watch 4

Los Samsung Galaxy Watch 4 son los primeros relojes en incluir WearOS con One UI Watch. De este modo podremos disfrutar de todas las bondades de WearOS (incluyendo las apps de Google Play) y de Tizen, con una mejora del rendimiento e interfaz.

La nueva interfaz nos permitirá a su vez descargar automáticamente aplicaciones compatibles en el reloj, así como acceder directamente a la Google Play Store desde el Watch 4.

Promete 40 horas de uso, pero no llega

Samsung promete en sus relojes hasta 40 horas, aunque lógicamente todo dependerá del uso que le demos. Los relojes de 44 y 46 milímetros incluyen una batería de 361 mAh, mientras que los de 42 y 40 milímetros albergan en su interior una de 247 mAh.

Todas las versiones cuentan con carga rápida y se cargan completamente en menos de dos horas.

¿Cumple la autonomía que ofrece? En nuestro caso no hemos llegado a más de un día de uso. Lo cargamos cada noche, junto al móvil. No había manera: ni usando con pantalla activada permanentemente, ni usándolo con la pantalla apagada, el gran punto flaco del reloj de Samsung sigue siendo la batería.

Si ninguna de estas razones te ha terminado de convencer para comprarte un Samsung Galaxy Watch 4 quizá si que lo haga su precio. A continuación te dejamos todos los precios según modelo y caja o conexión.

  • Samsung Galaxy Watch 4: 269,90 euros (40 mm) y 299,90 euros (44 mm).
  • Samsung Galaxy Watch 4 LTE: 319,90 euros (40 mm) y 349,90 euros (44 mm).
  • Samsung Galaxy Watch 4 Classic: 369,90 euros (42 mm) y 399,90 euros.
  • Samsung Galaxy Watch 4 LTE: 419,90 euros (42 mm) y 449,90 euros (44 mm).

Aún así es un buen reloj. Puedes controlar la música desde el reloj, atender llamadas, responder WhatsApp con respuestas rápidas. Es ligero, elegante y la pantalla llama la atención, aunque sigue siendo una pena que perdieran el bisel giratorio que tan útil resultaba para su control.

¿Merece la pena este reloj? Depende. Hay mucha competencia, pero si tienes el Ecosistema Galaxy sin duda puede ser tu mejor opción porque la conectividad con los móviles de Samsung y los auriculares de la marca nos permiten mucho juego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.