“banner

La batalla por los mejores auriculares bluetooth tiene tiempo y los Galaxy Buds de Samsung son un contendiente difícil de vencer. En 2020 siguen siendo perfectamente válidos como alternativa a los Airpods de Apple, por ejemplo. Igual son una buena alternativa al iPhone 12 que ahora no traerá auriculares en la caja.

Y es que la propuesta de Samsung ha ganado popularidad y ha llegado al mercado para quedarse. Así que aunque ya van tres generaciones, y los Galaxy Buds Live nos enamoraron con su diseño de frijol, lo cierto es que los primeros Galaxy Buds se siguen vendiendo y ya que han bajado mucho de precio resultan una compra muy interesante en 2020. Vamos a repasar sus claves.

SAMSUNG Galaxy Buds - Auriculares (Inalámbrico, Dentro de oído,...
198 Opiniones
SAMSUNG Galaxy Buds - Auriculares (Inalámbrico, Dentro de oído,...
  • Su diseño los hace más compactos para que puedas llevarlos con el resto de tus pertenencias
  • Su tecnología de micrófono dual adaptativa elimina cualquier ruido innecesario fuera de tu conversación
Samsung Galaxy Buds - Auriculares (Inalámbrico, Dentro de Oído,...
616 Opiniones
Samsung Galaxy Buds - Auriculares (Inalámbrico, Dentro de Oído,...
  • Tipo de producto: auriculares
  • Nombre del modelo: galaxy buds
Samsung Galaxy Buds - Auriculares Inalámbricos (micrófono,...
  • Hasta 20 horas de reproducción y 15 de conversación
  • Carga inalámbrica

A la multinacional coreana no le ha sido fácil el camino. Antes de aventurarse con los Galaxy Buds, la empresa intentó introducirse en el mundo de reproducción wireless con los Gear IconX en 2017 y le fue fatal. Pero fatal, fatal. Después de un rediseño poco significativo, lanzó una versión mejorada en 2018, que fue otro fracaso relativo. Con tales antecedentes, y expectativas mínimas de los usuarios, uno diría “listo, a darse por vencidos. No hay vergüenza en eso, a intentar con otra cosa…” pero no: Los de Corea del Sur insistieron y han lanzado los Galaxy Buds. Las opiniones posteriores revelan cuán equivocados estaban todos aquellos que esperaban lo peor o, de plano, no esperaban nada.

Galaxy Buds: lo bueno

Los Galaxy Buds apenas se ven en la oreja, pero ofrecen un sonido de buena calidad

Más allá de las opiniones de algunos usuarios acerca de la calidad del sonido en los Galaxy Buds, nuestra experiencia fue sorprendente grata. A pesar de su pequeño tamaño, estos auriculares tienen una excelente reproducción de bajos, medios y altos, por lo que permite escuchar cualquier rango y género musical. De igual forma, este dispositivo os permite utilizar algunas ecualizaciones precargadas para mejorar la reproducción de acuerdo a lo que más os guste.

Otra ventaja de estos dispositivos es que muy poco sonido sale al exterior desde cada auricular, por lo que no resulta molesto para otras personas, aun cuando el volumen esté al máximo. Es común conseguirse con opiniones que castigan la calidad del micrófono de los Galaxy Buds, pero de acuerdo a nuestra experiencia, el sonido percibido desde estos dispositivos es bastante promedio. Es difícil separar el sonido de fondo de la voz del emisor cuando hay ambientes muy ruidosos, pero en general, se recibe bien la información.

Duración de la batería: Si comparamos el desempeño de la batería de los Galaxy Buds, veremos muchísimas opiniones positivas. En nuestra experiencia, debemos decir que en apenas hora y media conseguimos la carga total de los audífonos lo cual, hay que decirlo, es un tiempo fantástico. Con ese tiempo de carga, logramos reproducir música durante siete horas continuas, lo cual es genial si realizas un viaje largo o tienes una jornada laboral extensa.

El dato: Con la app Galaxy Wear podrás conectar y desconectar los audífonos, configurar las preferencias, establecer notificaciones, controlar el volumen y el ecualizador, entre muchas otras funciones.

Te puede interesar: Mejores auriculares con conexión USB tipo C

Galaxy Buds son capaces de reducir bastante la interferencia de ruidos externos

Una de las opiniones de los Galaxy Buds más repetidas a lo largo y ancho de internet es que tienen un sistema de cancelación de ruido superior al de sus competidores. Algunos ruidos de bajas frecuencias, como sonidos de motor de autobús o avión, no son anulados por los filtros propios de estos audífonos, pero vale la pena aclarar dos cosas: 1) muy pocos modelos lo hacen y 2) a la gente que no logra escuchar el motor del autobús que se aproxima, por lo general, le va muy mal. 

Por si fuera poco, su sistema de micrófono dual adaptativo, los hace ideales para lugares con mucho ruido de fondo. Pero, en nuestra opinión, lo realmente guay de los Galaxy Buds es la opción de “filtrar” el sonido externo de manera puntual. Al activar con un toque el micrófono externo, los Galaxy Buds os permitirán potenciar el sonido ambiente que no deseéis perderos o, incluso, la voz de algún interlocutor que pregunta direcciones (porque nunca falta alguno) sin tener que retiraros los auriculares de los oídos.

Una de las ventajas que poseen los Galaxy Buds, y de la que nos sorprende que no haya más opiniones resaltándola, es su diseño a prueba de sudor. Con la certificación IPX2, estos auriculares resisten la caída de líquidos, de lo que hablamos: sudor. Así que ya sea que pretendáis hacer ejercicio intenso o rociaros con agua para el calor en casa, no debéis preocuparos por algún daño a vuestros Galaxy Buds. Pero cuidado: si vais en plan de lanzaros a la piscina, ¡deberéis quitároslos primero! Los Galaxy Buds no son sumergibles.

A diferencia de los rígidos Apple Airpods o los antiguos Gear IconX, nuestra opinión sobre los Galaxy Buds es que se adaptan muy bien a la forma del oído con sus fundas de silicona. Vienen en tres tamaños distintos y podéis conseguir el que mejor ajuste al canal auditivo de vuestros oídos. Otro punto a favor es que el cuerpo de estos auriculares es bastante reducido y casi no sobresale del pabellón de las orejas, tal como ocurre con otros modelos similares. Lo de los Galaxy Buds es diseño funcional, sencillo y sin adornos. 

Galaxy Buds: elementos en contra

Aunque hemos destacado las cualidades más positivas de los Galaxy Buds, casi nada es perfecto. Si habéis tenido la oportunidad de leer otras opiniones sobre los Galaxy Buds en Internet, ya debéis sospechar que ahora toca hablar acerca de las cosas que Samsung debería mejorar sobre estos audífonos. A continuación enumeramos lo que nos rompió el corazón de los Galaxy Buds:

El volumen: En nuestra opinión, el volumen máximo de los Galaxy Buds pareciera quedarse algo corto. En un lugar silencioso como por ejemplo, de noche, tumbado en la cama, pudiera ser suficiente pero cuando hablamos de viajar en transporte público, aún con el excelente sistema de cancelación de ruidos, probablemente quedaréis a merced de sonidos fuertes que se produzcan en el exterior.

Latencia: A nuestro criterio, una gran falla de los Galaxy Buds es su excesiva latencia al momento de jugar (cosa que virtualmente no ocurre al mirar videos), lo cual es un error imperdonable para los gamers. ¿Y a qué nos referimos con latencia? Pues a que se tarda un buen cacho en iniciar la reproducción del audio. Estos audífonos se conectan exclusivamente por Bluetooth 5.0 a vuestros dispositivos, por lo que es de esperarse que haya cierto retardo entre lo que se reproduce y lo que se recibe en los Galaxy Buds. Pero vamos, que en la era de la inmediatez, esperar es morir un poco. 

Los controles al tacto: Pese a su reducido tamaño, los Galaxy Buds poseen controles táctiles en su superficie. Esto es una buena noticia cuando se desea conseguir un uso 100% inalámbrico, sin depender del teléfono. Pero, como ya hemos comprobado, una cosa es lo que se pretende y otra lo que se logra. En la teoría, todo bien pero en la práctica, hemos corroborado que los controles táctiles en los Galaxy Buds funcionan, en ocasiones, de manera errática y tiene espacio para introducir mejoras.

Los controles táctiles de los Galaxy Buds son algo pequeños para ciertas personas

Para empezar, los toques han de ser realizados bien centrados en la superficie táctil. En general, no hay que ser muy insistente para conseguir respuesta de ellos, pero otra cosa es que esa respuesta sea la que habíamos pretendido. Para las acciones de un toque, no existe problema alguno, pero para las que requieren dos y tres… ¡madre mía, qué desesperación!

Un punto aparte es la inestabilidad que en ocasiones experimentan los Galaxy Buds para establecer conexión. Es común que cada auricular pierda su sincronización de vez en cuando, pero con el asunto de un toque, dos toques, tres toques, es posible que la experiencia de escuchar una canción termine siendo un verdadero caos.

En conclusión, los Galaxy Buds son una buena inversión para quienes busquen autonomía, calidad y comodidad en sus auriculares. Nuestra opinión sobre ellos es bastante favorable y, sopesando los pros y los contras, es justo decir que valen cada euro que paguéis por ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.