Luego del lanzamiento de los nuevos móviles de Samsung, el Samsung Galaxy S7 y el Samsung Galaxy S7 Edge, la firma surcoreana ha anunciado la llegada de nuevos chip Samsung UFS 2.0 con capacidad de 256 GB de almacenamiento, el cual será incorporado a los futuros móviles y nuevos desarrollos de la empresa.

Los nuevos chips Samsung UFS 2.0 de 256 GB ofrecen un rendimiento enorme, algo inexistente en el mercado hasta ahora. Son capaces de lograr unas tasas de lectura y escritura aleatoria de 45.000 IOPS y 40.000 IOPS respectivamente, mientras que su rendimiento en lectura y escritura secuencial alcanza los 850 MB/s y 256 MB/s. Sorprende la velocidad de lectura, mucho más rápida que los dispositivos SSD actuales en formato SATA III que no superan los 560 MB/s.

Este rendimiento tan avanzado impactará definitivamente en la actividad del sistema operativo, ya que se moverá de una forma mucho más fluida y el transporte de archivos tendrá una velocidad muy elevada.

Ya no habrá problemas para reproducir archivos de vídeo muy pesados a resoluciones 4K o superiores. Con estos nuevos chips Samsung UFS 2.0 de 256 GB se podría almacenar más de 47 películas con resolución Full HD en tu smartphone sin que colapse.

El anuncio de este nuevo chip supone también un avance en la fabricación de móviles que adelanta esta empresa. Podría intuirse que este paso allana el terreno para llegada del Samsung Galaxy Note 6, que se ha dejado entrever en el comunicado ofrecido por la firma.

Esto convertiría al Samsung Galaxy Note 6 en el primero en utilizar el Samsung UFS 2.0 de 256 GB y además, según algunos rumores podría ser el primero en poseer una memoria RAM de 6 GB DDR4, lo que sumado posiblemente al Snapdragon 820, convertiría este phablet en el móvil más poderoso existente en el mercado hasta ahora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.