“Gracias a la cada vez mayor penetración y uso de los teléfonos móviles para realizar todo tipo de gestiones y reservas, y gracias a la personalización que estos dispositivos ofrecen a nuestras reservas, la estancia en hoteles será mucho más humana, automatizada y auténtica”.

Así lo ha dado a conocer Sam Shank, CEO de HotelTonight, en el marco de una serie de vaticinios relacionados a cómo será el hotel del futuro. Y es que para el diestro en el área hotelera, a través de la información que el usuario elija compartir con el hotel desde su dispositivo móvil, los empleados de éste le conocerán mejor como persona y no sólo como cliente; por tanto podrán atender mejor a sus necesidades.

En ese sentido, Shank ha pronosticado que los empleados se podrán anticipar a las demandas de los clientes en diversos aspectos; desde dejarle en su habitación el tipo de almohada que prefiere o servirle el café a su gusto, hasta saber si viaja por negocios o placer, entre otros. Mientras que los usuarios, serán capaces de interactuar con el equipo del hotel en un sentido más personal, permitiéndoles pedir consejos sobre aspectos que les puedan preocupar, disfrutar de un mejor servicio y también agradecerles su ayuda.

Diversas innovaciones
…hasta en el escenario

“Creo que podríamos ver coches sin conductores dejándonos directamente en el hotel, convirtiendo los parkings, y su cobro, en algo del pasado”, manifestó Shank al referirse a otra de sus predicciones; específicamente, la enfocada al hecho de que la estancia en los hoteles será también más automatizada, eliminando algunas de las acciones rutinarias que actualmente se realizan y que retrasan el disfrute inmediato del usuario.

Por otra parte, el CEO de HotelTonight no ha descartado la posibilidad de que en el futuro los viajeros se sentirán atraídos por hoteles de tamaño más reducido -con 100 o 200 habitaciones- y aquellos de más de 1.000 habitaciones se subdividirán en hoteles más pequeños ajustándose a las necesidades de sus clientes.

“También creo que veremos, cada vez más, hoteles muy personales de entre 5- 7 habitaciones, con todo el equipamiento de hotel como gimnasios y servicios de habitación pero realmente integrados en un barrio local (con el consentimiento de los vecinos) ofreciendo así la oportunidad de vivir como un vecino más, pero con las ventajas y comodidades de la estancia en hotel”, puntualizó Sam Shank.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.