Hay momentos donde nada se puede hacer y el último suspiro de vida depende de cumplir un deseo, en ocasiones difícil de conceder. Es así como la salud y la realidad virtual se unen para hacer realidad los deseos de pacientes terminales.

Aunque sólo ha ocurrido en una ocasión, el éxito de esta práctica augura que aumentará su frecuencia. El hecho se dio en el centro de hospicios de St. Luke en Plymouth, Reino Unido, donde una organización benéfica logró que una empresa local de realidad virtual pudiese llevar su equipo al hospital y cumplir el deseo de Mathew Hill, un paciente terminal de 37 años de edad, de nadar en el sistema de coral más grande del mundo, el Great Barrier Reef.


Te puede interesar:
Mejores gafas de realidad virtual para comprar (junio 2017)


Hill aseguró que la experiencia fue gratificante, por lo que el personal del hospital comentó a Digital Trends que este servicio podría extenderse a la “creación de una experiencia virtual de la vida del paciente, o llevarlo hacia buenos recuerdos como la casa de la infancia, mientras están en su habitación de hospicio”.

Sin duda esta unión entre la salud y realidad virtual puede contribuir en gran medida a cumplir los últimos deseos de los pacientes terminales sin moverse de sus camas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.