La plataforma medioambiental Recyclia, en colaboración con la empresa Recybérica Ambiental, ha realizado un estudio sobre la reciclabilidad de los RAFE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) en el que se evidenció que el 90% de los materiales contenidos en un teléfono móvil son reutilizables en la fabricación de nuevos productos, luego de ser sometidos a diversos procesos de tratamiento en plantas autorizadas.

La información fue difundida a través de una nota de prensa de Recyclia, donde además se esboza en porcentajes que –según la investigación- el 65% de las materias primas recuperadas de un móvil son plásticos, el 25% metales y el 10% restante sustancias irrecuperables, como fibra de vidrio. En el caso de las dos primeras, su destino más habitual son las industrias del automóvil y la electrónica de consumo.

Para José Pérez, consejero delegado de Recyclia, “estas cifras de generación de residuos y extracción de materiales útiles demuestran que la gestión adecuada de los móviles es una fuente de suministro y ahorro de recursos naturales, lo que en el sector del reciclaje se conoce como el fenómeno de la minería urbana”.

En 2012 la fundación Tragamóvil recogió cerca de 462 toneladas de teléfonos móviles en desuso, a través de los más de 1.000 puntos de recogida que tiene repartidos por toda la geografía nacional, superando así el índice de recogida del 65% exigido por la normativa.

“Existe una tendencia entre los usuarios a acumular los teléfonos móviles en desuso”, apunta José Pérez. “Desde Recyclia acercamos los puntos de recogida al consumidor y garantizamos la aplicación de las técnicas de tratamiento más avanzadas, para recuperar el mayor porcentaje de materias primas y reducir el impacto medioambiental de componentes peligrosos, como las baterías de litio- ion”.

De la misma manera se conoció que las técnicas de tratamiento actuales para un teléfono móvil, permiten extraer plásticos, como, propileno, poliestiereno, abs y policarbonato; así como metales -aluminio y cobre-; además, de metales preciosos como oro, plata y paladio.

Recyclia lidera, a través de la fundación medioambiental Tragamóvil, la recogida selectiva y el reciclaje de teléfonos móviles en nuestro país, con más de 4.000 toneladas de estos residuos gestionados desde su entrada en funcionamiento en 2001. La plataforma cifra en aproximadamente un año y medio el ciclo de renovación de los teléfonos móviles y en 20 millones las unidades de estos aparatos que dejan de utilizarse anualmente en nuestro país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.