“banner

La aparición de los robots asesinos ante la humanidad surgió en los años 80’ cuando The Terminator se estrenó en las pantallas de Hollywood siendo un éxito de taquilla. Sin embargo, esta ficción que estremeció a millares de seguidores de los films, está resonando en el mundo con hacerse una realidad.

Hace ya dos años que asociaciones civiles y diversas organizaciones, entre las que se encuentran Human Rights Watch y la plataforma Stop Killer Robots, se están pronunciando ante la posibilidad de que los ejércitos de varios países desarrollen la tecnología androide para crear prototipos de soldados robots en busca de eliminar a las tropas enemigas sin poner en riesgo a su personal humano y civiles inocentes. Estas organizaciones buscan alertar a la comunidad internacional sobre lo que consideran un inquietante y preocupante escenario a futuro.

Estos robots inteligentes con capacidad de matar de manera independiente se denominan Armas Autónomas Letales. Es bien sabido que los Estados Unidos es líder en la robótica militar y tiene desplazados unos 11 mil vehículos aéreos no pilotados como los drones, y que ha dado muestras, al igual que otros países como China, Israel, Taiwán, Corea del Sur, Reino Unido y Rusia, de su interés en investigar y desarrollar de este tipo de armamento letal.Robots-asesinos

«Según el Departamento de Defensa de EE.UU., una Arma Autónoma Letal es un arma militar que, una vez activada, se enfrenta a sus enemigos sin otro tipo de intervención. Eso quiere decir que rastrea y selecciona sus propios objetivos para matarlos o ejercer violencia contra ellos sin un control humano significativo. En esencia, es un robot asesino».
Explicó Noel Sharkey, profesor de robótica.

Expertos alzan su voces contra de los robots asesinos

Stop Killer Robots

 

En vista de la definición antes planteada, y los múltiples estudios realizados sobre el tema, más de mil científicos y expertos en inteligencia artificial y otras tecnologías han firmado una carta abierta contra el desarrollo de robots militares que sean autónomos y prescindan de la intervención humana para su funcionamiento. Ese texto fue entregado en la Conferencia Internacional de Inteligencia Artificial el pasado mes de julio donde se presentan más de 500 trabajos de esta especialidad.

Esa carta, cuenta, entre muchos profesionales de renombre en el área, con la firma del físico Stephen Hawking, así como el cofundador de Apple, Steve Wozniak, y el de PayPal, Elon Musk, quienes corroboran la inquietud de sus colegas sobre el mal uso que se puede hacer de esta inteligencia artificial desarrollada.

Pros y contras de estas Armas Autónomas Letales

No obstante, los expertos no descartan la existencia de argumentos a favor de los robots militares, como lo es el hecho de que reducirían las bajas humanas en conflictos bélicos.

De igual manera, se habla de los bajos costos en la producción de los llamados robots asesinos, a diferencia de las armas nucleares, y que su materia prima no es difícil de obtener, acotando que esto puede traer consigo el hecho de que esta tecnología caiga en manos indebidas, siendo comercializados por el mercado negro y puedan ser adquiridas por terroristas, dictadores y los llamados señores de la guerra.

Robots asesinos.

“Son ideales para asesinatos, la desestabilización de naciones, el sometimiento de poblaciones y crímenes selectivos de determinadas etnias”, alertan los científicos, que proponen que la inteligencia artificial se use para proteger a los humanos, en especial a los civiles, en los campos de batalla, advirtiendo que el empezar una carrera militar de armas de inteligencia artificial es una mala idea y comparan esta tecnología con las bombas químicas o biológicas.

Los expertos manifestaron que no se trata de limitar la inteligencia artificial, pero proponen introducir límites éticos en los robots, y lograr que sean capaces de vivir en sociedad, pues uno de los aspectos más discutidos sobre las armas autónomas es el debate sobre la moralidad de permitir que una máquina tome la decisión de matar a una persona, incluso planteando la posibilidad de que si el militar supiera que uno de los robots asesinos estuviese a punto de matar a un civil, no podría hacer nada para impedirlo. Es por ello que resaltan su rechazo contundente contra las armas autónomas sin control humano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.