Robots y empleos: Una relación que desde siempre ha dado mucho de qué hablar. Y hoy es para bien: Dietmar Brauner, empleado de línea de producción, pensó que su carrera de 30 años había terminado después de que problemas de salud recurrentes afectasen a la movilidad de su hombro y una muñeca. Sin embargo, ahora está poniendo toda su experiencia al servicio de una mayor variedad de tareas gracias a un nuevo colega: un robot colaborativo al que ha apodado Robbie.

El cobot Robbie está diseñado para colaborar con personas con movilidad reducida o discapacidades, asumiendo tareas que, de otro modo, les resultarían difíciles o imposibles. Tras el éxito del periodo de prueba de 18 meses, Ford se queda con Robbie de forma permanente, lo que podría llevar a la instalación de más cobots en las plantas de producción de Ford para ampliar las oportunidades de trabajo a una gama más diversa de personas.

«A lo largo de los años, cada vez me resultaba más difícil hacer mi trabajo. Entonces, llega este pequeño robot y, para mí, es como tener un brazo extra, un brazo extra muy fuerte», asegura Dietmar. «Lo ha cambiado todo. Espero que abra la puerta a que otros como yo tengan la oportunidad de hacer, o seguir haciendo, los trabajos que les gustan».

El proyecto de investigación de Ford se diseñó para demostrar que las personas con discapacidades y con movilidad reducida podían desempeñar trabajos en la industria manufacturera sin necesidad de dispositivos de protección ni barreras de seguridad. Robbie se mueve solamente cuando lo activa Dietmar y tiene sensores que detectan cuándo sus manos o dedos pueden estorbar. En este video podemos ver mejor cómo funciona:

Periodista. Mezclo #tecnologia y ciencia que mejora la vida de las personas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.