Una simple búsqueda en Google puede darnos miles de contraseñas robadas como resultado. No hay que ser un experto en Internet ni saber cómo hackear cuentas de Instagram para encontrarlas: están ahí, y cualquier persona las puede conseguir. Así lo advierten desde Check Point: una campaña de phishing a gran escala a través de la cual los cibercriminales han dejado de forma accidental credenciales robadas a disposición del público a través de una búsqueda en Google.

Esta campaña de phishing comenzó el pasado agosto mediante el envío de correos electrónicos que se hacían pasar por notificaciones de escaneado de Xerox. Estos emails incitaban a los usuarios a que abrieran un archivo malicioso adjunto en formato HTML que evadía el filtro de protección avanzada de amenazas (ATP) de Microsoft Office 365. De esta manera, los ciberdelincuentes pudieron sustraer las credenciales de más de mil empleados de la empresa.

Una vez extraídos los datos, estos se almacenaban en docenas de servidores WordPress controlados por los ciberdelincuentes, los cuales incluían un archivo malicioso PHP y se encargan de procesar todas las credenciales obtenidas. Sin embargo, y debido a un simple error en la cadena de ataque, los atacantes terminaron exponiendo estos datos en Internet, ya que la carpeta donde estaban almacenados fue indexada por Google, por lo que esta información estaba visible para todo el público.

Robar contraseñas sin ser hacker

Explican desde Check Point que el ataque se produce de la siguiente manera:

  1. Los ciberdelincuentes envían un correo electrónico de phishing malicioso con un archivo HTML adjunto a las víctimas potenciales.
  2. Al hacer clic en el documento, redirige a las víctimas a una página de inicio de sesión similar a la de las marcas populares, en este caso Xerox.
  3. Las contraseñas y direcciones de correo electrónico de las víctimas se enviaron y almacenaron en un archivo de texto alojado en servidores comprometidos. 
  4. Google indexó estos documentos, por lo que automáticamente se convirtieron en información accesible para todo el mundo. Para ello, tan sólo había que realizar una búsqueda en Internet. 

“La estrategia de los cibercriminales era almacenar la información robada en una página web específica que ellos mismos crearon para, tras engañar a sus víctimas, recabar todos los datos almacenados en estos servidores. Lo que no pensaron es que si ellos eran capaces de rastrear la web en busca de esta información, Google también podía. Esta fue claramente una operación de seguridad fallida para los cibercriminales”, señala Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal

¿Cómo protegerse frente a este tipo de ataques? 

Desde Check Point advierten de la importancia de securizar el correo electrónico con el objetivo de impedir que las campañas de phishing puedan conseguir nuevas víctimas, y ofrecen consejos para evitar convertirse en una nueva víctima de este tipo de campañas de ciberamenazas:

  1. Comprobar el dominio: es crucial tener cuidado con los dominios que se parecen, así como revisar posibles errores de ortografía en los correos electrónicos o en los sitios web, y los remitentes de correo electrónico desconocidos.
  2. Desconfiar de los remitentes desconocidos: no pinchar ni descargar los archivos recibidos por correo electrónico de remitentes desconocidos
  3. Utilizar sólo fuentes auténticas: es importante asegurarse de que los productos se solicitan a una empresa auténtica. Una forma de hacerlo es no hacer clic en los enlaces promocionales de los correos electrónicos y, en su lugar, buscar en Google la empresa deseada y hacer clic en el enlace de la página de resultados.
  4. Dudar ante una “oferta especial”: cuidado con las ofertas “especiales”, porque puede ser un engaño. Si se trata de un descuento desorbitado, entonces es muy probable que sea un timo.
  5. No reutilizar las contraseñas: es primordial no reutilizar las contraseñas entre diferentes aplicaciones y cuentas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.