Alquilar tecnología es cada vez más común. Cada día hay más plataformas para alquilar ordenadores, móviles o tablets… o lo que necesites. A lo largo de los próximos párrafos vamos a explicarte cómo funciona Rentik y así podrás tener una opinión mejor formada y desarrollada sobre esta nueva moda.

[toc]

Al principio, alquilar un coche también debió parecer algo extraño, igual que alquilar un piso por temporadas cuando en aquella época lo más normal era comprar. Los tiempos cambian y hay que adaptarse.

Desde hace años estamos acostumbrados a alquilar un coche, una furgoneta, una moto e incluso un avión. Más recientemente se ha popularizado el alquiler de bicicletas y patinetes eléctricos en algunas ciudades. Ahora imagina por un segundo que puedes alquilar un móvil. Sí, sí, un móvil.

Tu nuevo smartphone podría ser de alquiler y cambiarlo cada vez que se te antoje y encima con seguro a todo riesgo incluido en el precio. ¿Qué nos dices, que sí o que no? Queremos saber tu opinión, así que puedes escribirnos qué opinas sobre el alquiler de móviles en comentarios o en nuestras redes sociales.

¿En qué consiste Rentik?

En pocas palabras, se trata de una empresa de alquiler de tecnología. El rent a car de los móviles que bien podría ser rent a phone (me gusta cómo suena). Es decir, puedes cambiar tu móvil por uno de alquiler cuando quieras y te incluye seguro a todo riesgo.

Pagas una mensualidad ya estipulada (cuota fija) según el modelo y características del dispositivo. Cada modelo tiene un periodo mínimo de permanencia y puedes elegir el color, el almacenamiento entre otras opciones de personalización. Eso sí, cada detalle que sumes, aumenta la cuota mensual.

¿Cómo funciona Rentik?

Muy sencillo. Tienes que entrar en su web oficial y buscar en su catálogo el móvil que ansías tener en tus manos. Personalízalo todo lo que quieras y será tuyo en un plazo de 72 horas.

Cada mes vas pagando la cuota fija y solo tienes que preocuparte de cuidar mucho el móvil, aunque tienes un seguro a todo riesgo incluido en el precio para cualquier accidente fortuito.

Evidentemente tienes que rellenar una serie de formularios para que Rentik sepa a qué cuenta bancaria cobrar la cuota, dónde enviar el dispositivo, quién es la persona responsable del mismo, etc.

No todo es perfecto en esto del rent a phone, así que vamos a decirte las principales ventajas y desventajas que vemos en este servicio. O, mejor dicho, las principales luces y sombras de Rentik.

Desventajas de Rentik

Puedes cambiar de móvil cuando quieras, sí, pero las permanencias habituales son de 24 meses. Eso son dos años y coinciden con las permanencias de muchas operadoras que te ofrecen el último modelo con una tarifa de gigas y llamadas ilimitada. Aquí eres tú quién debe sopesar la decisión.

Supuestamente existe un seguro a todo riesgo que cubre todo lo que le suceda al móvil que estás alquilando, sin embargo, si el teléfono se entrega con desperfectos estéticos o de funcionamiento a la finalización del contrato, podrían sancionarte.

Rentik nace para ahorrar gastos y evitar la obsolescencia programada, pero si decides romper el contrato antes de tiempo para conseguir el nuevo modelo, deberás pagar el 50% de las cuotas pendientes.

Ventajas de Rentik

Tienes el último modelo de Apple, un plegable de Samsung, o la gama alta de Xiaomi, entre otras muchas marcas, personalizado a tu gusto y por menos de 50 euros al mes (en la gran mayoría de casos).

Son gestiones online y sin papeleo. Solo tardas unos 3 minutos en rellenar la información de pedido, envío, cuenta bancaria, etc.

Dispones de seguro a todo riesgo que cubre todo lo que le pase al móvil.

No solo alquilas el móvil y ya está, sino que dispones de sus accesorios y caja originales. Exactamente igual que si lo compras en una tienda física, operador o directamente al fabricante.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí