Para algunos, las redes sociales han supuesto una gran revolución en el sector de la tecnología y de la información. Para otros, son peligrosos mecanismos de control de masas y de perjuicio para la sociedad. Lo cierto es que todo el mundo conoce estas plataformas, y son pocos los que se mantienen completamente alejados de ellas hoy en día. Sin embargo, muchos estudios han demostrado cómo las redes sociales puede afectar la salud mental.

Es difícil pasar desapercibido ante una u otra plataforma social. Si bien no todos formamos parte de todas por igual, es complicado sucumbir a los encantos de nuevas modas que se imponen en este terreno. Es el caso por ejemplo de TikTok.

Y es que aunque a primera instancia pareciera que las redes sociales activan en nosotros mecanismos que nos hacen sentirnos más felices y satisfechos, lo cierto es que pueden generar adicciones, contribuyendo a depresión, pérdida de interés por la realidad, o, incluso, falta de autoestima. ¿Qué dicen sobre esto los expertos? Veamos.

Comportamiento social en las redes sociales

No hay duda que navegar por las redes sociales se ha convertido en un hábito cotidiano para la mayoría de quienes frecuentamos una u otra plataforma social. Instagram, Facebook, Twitter y YouTube son los entornos virtuales de mayor tráfico.

La manera como nos interrelacionamos en este nuevo siglo se ha visto significativamente alterada con el uso de las redes sociales. Las estadísticas muestran un incremento del número de usuarios y el tiempo que dedicamos a escudriñar contenido de interés en las redes.   

Este comportamiento global parece estar repercutiendo en una aparente disociación del entorno real. La calidad de los intercambios en directo, cara a cara o por medios de contacto más humanos, parecen haber sido forzosamente desplazados por la intervención de las redes sociales ¿A quién no le ha pasado que en una reunión de amigos o familia más de uno está entretenido con su móvil mirando las redes sociales?

Se sospecha que este comportamiento es responsable de un aumento significativo de varios trastornos mentales ¿Qué tienen las redes sociales que están causando tanta preocupación por la salud mental hoy?

¿Cómo afectan las redes sociales la salud mental?

Por un lado, se ha observado que en aquellos países donde las estadísticas indican un mayor número de usuarios de redes sociales en el mundo, el tiempo promedio que estos le dedican a mirar contenido en ellas es de más de 9 horas diarias. Esto suena alarmante.

Pero más que el tiempo que dedicamos a sumergirnos en estos medios virtuales, es el contenido que consumimos allí. Esto es lo que se cree realmente que puede afectar a la salud mental, especialmente en los más jóvenes.

Las redes sociales… ¿enemigas de la sociedad?

Complejos, inseguridades y depresiones parecen abundar en la sociedad a raíz del uso inconsciente de las redes sociales. La fuerza de muchos Influencers se asocia con un creciente trastorno narcisista en muchos. 

La sobre admiración de los estilos de vida de otros y el deseo de consumo por la publicidad masiva parecen detonar grandes males en la mente humana.

El “postureo” o aparentar lo que no se, es muestra de una gran incidencia en el debilitamiento de la imagen personal y la autoestima. Surgen problemas de aceptación personal, ansiedad, tristeza, ira y depresión, que se encadena a padecimientos psiquiátricos.

El impacto de las fake news

Surge también la confrontación con el contenido, cuya veracidad puede ser difícil de comprobar, y que puede generar miedo y frustración entre la población de lectores. Las noticias falsas o Fake News que aparecen desde el anonimato pueden ser generadoras también de violencia, lo que puede quebrantar la salud mental de grupos vulnerables.

En defensa de las redes sociales

Pero siempre habrá quien las defienda. John Naslund, investigador en Medicina Social y Salud Global de la Escuela de Medicina de Harvard (EE.UU.), ha estudiado los beneficios que algunas redes sociales como Twitter y YouTube pueden tener en el manejo de ciertos padecimientos mentales, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar de la personalidad. Si deseas leer algunos estudios, pincha aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.