La tecnología ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida y en particular ha cambiado la forma en la que vemos muchas cosas. El sexo y el porno es uno de ellos. Con el auge del Internet y recientemente de la realidad virtual, el panorama para los burdeles y la pornografía no parece muy alentador. ¿Realmente las nuevas tecnologías podrían estár amenazando a la profesión más antigua del mundo? La respuesta podría ser afirmativa.

Según el portal cnet.com, Jeremy Lemur, portavoz del Sheri’s Ranch, un burdel legal ubicado en el estado de Nevada en Estados Unidos, ha asegurado que la creciente inversión de las empresas en la realidad virtual comenzó a preocuparlo desde el año pasado. El sexo y la realidad virtual porno podrían ser una tentadora mezcla que robara clientes a la prostitución…

Ciertamente la realidad virtual muestra vídeos con pantallas que están directamente en nuestra cara y crea escenas muy realistas. Se trata de una forma muy eficaz de colocar al individuo en el centro de la acción y para el porno eso es magnífico. La realidad virtual porno supondría una revolución tecnológica del mundo de la pornografía.

“¿Qué pasaría si ellos lograran duplicar el sexo por Internet?… Si el sexo simulado se convierte en algo demasiado real, eso podría sacar a Sheri’s Ranch del negocio. Esto es serio”, ha dicho Lemur.

Una cosa si es segura: las gafas de realidad virtual están teniendo su momento justo ahora. Gigantes tecnológicos como Google, Facebook y Sony, así como fabricantes de móviles como Samsung y HTC están invirtiendo miles de millones de dólares en este campo que según ellos tiene el potencial de cambiar la manera en la que interactúamos con los ordenadores y con el entretenimiento.

“huawei

Realidad virtual porno y sexo

La industria del entretenimiento para adultos ha sido siempre una de las primeras en adoptar las nuevas tecnologías y tiene parte de crédito en el éxito de ventas de DVDs y de dispositivos móviles, así como en el crecimiento del uso del propio Internet. Ahora, esta misma industria, valorada en unos 3000 millones de dólares, está buscando apoyo en la realidad virtual porno.

Por su parte, los estudios y productoras de cine pornográfico están haciendo pruebas para filmar películas diseñadas con realidad virtual porno para poner al espectador en el medio de la acción, y por otro los empresarios están creando diversos juguetes sexuales conectados a Internet diseñados para simular la sensación del tacto de otra persona incluso si no están en el mismo lugar.

Estas tecnologías ya han empezado a cambiar nuestra vida sexual y aunque ciertamente siempre va a existir una demanda de sexo, ahora ha cambiado la forma en la que las personas lo obtienen. Hoy día las personas no pagan por sexo, tal como lo hacían en el pasado.


Mejores gafas de realidad virtual para comprar


Según un estudio del instituto de investigaciones sobre sexo, Kinsey, para 1948 el 69% de los hombres estadounidenses habían tenido al menos una experiencia con una prostituta, sin embargo, para los años de 1990, el porcentaje cayó a un mínimo ubicándose en 15%.

Ahora, ¿qué es lo que ha llevado a las personas a dejar de pagar por sexo? Algunos culpan a la tecnología. Si bien es cierto que actualmente la realidad virtual y los juguetes sexuales “inteligentes” amenazan con acabar con lugares como el Sheri’s Ranch, la fácil disponibilidad de pornografía en línea fue la causa principal de la baja en la demanda de la prostitución. Después de todo ver porno es más seguro y más barato.

Entonces, ¿realmente habrá llegado el fin para la profesión más antigua del mundo? Es poco probable que el negocio de la prostitución llegue a su fin, sin embargo, lo que sí está claro es que la industria del sexo ha cambiado y que los días de gloria de los burdeles han quedado atrás… tal vez a causa del boom tecnológico… la era de la  realidad virtual porno ha llegado.

“ecosistema

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.