Según un grupo de científicos ucranianos la radiación generada por dispositivos inalámbricos, como los teléfonos móviles, podría tener una relación directa con el cáncer. ¿La razón estaría en el estrés oxidativo de las células que ocasionarían dichas radiaciones, según informó AlphaGalileo, en un artículo de revisión publicado en Electromagnetic Biology & Medicine.

Además se cree que estas radiaciones podrían tener relación con enfermedades neurodegenerativas y que serían ocasionadas debido a estas hondas, tal como reseña el estudio que explora los datos experimentales sobre los efectos metabólicos de la radiación de radiofrecuencia (RFR) de baja intensidad en las células vivas.

El co-autor del estudio, Igor Yakymenko, lo califica como  “un desequilibrio entre la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) y la defensa antioxidante.

En esta investigación se dice que la exposición continuada a las radiaciones causadas por dispositivos inalámbricos daría origen a otras afecciones como dolor de cabeza, fatiga, o irritación de la piel, que podrían aparecer luego de la exposición prolongada a estos rayos.

“Estos datos son una muestra clara de los riesgos reales que este tipo de radiación plantea para la salud humana”, dice Yakymenko.

Hasta el momento los estudios no demostraban que, por ejemplo, los teléfonos móviles y otros equipos pudieran causar problemas de salud tales como la hipersensibilidad electromagnética.

Sin embargo, el nuevo estudio demuestra que los efectos peligrosos de estas radiaciones podrían desarrollarse a través de los “mecanismos clásicos” de deterioros oxidativos en las células vivas. Los autores del estudio piden precaución en el uso de tecnologías inalámbricas, tales como teléfonos móviles e Internet inalámbrico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.