Los smartphones se han convertido en una gran solución para muchas cosas. La comunicación tradicional por voz y texto ha quedado en un segundo plano gracias a las diferentes funciones que nos ofrecen estos modernos equipos, y ahora podrían ser incluso capaces de monitorear nuestra respiración mientras dormimos para identificar trastornos del sueño.

Un grupo de investigadores del Instituto Stevens de Tecnología y la Universidad Estatal de Florida han descubierto una nueva forma de monitorear nuestra respiración mientras dormimos. Realizaron un estudio en el que colocaron un micrófono equipado con un par de auriculares junto a un iPhone para monitorear los sonidos de seis personas dormidas.

Yingying Chen, profesor del Instituto Stevens, indicó que los investigadores planean lanzar una aplicación relacionada con el estudio el próximo año. Dicha app podría hacer más fácil y barato el monitoreo de la calidad del sueño, y ser mucho más preciso que las pulseras o dispositivos con sensores que se colocan debajo del colchón.

Chen también espera que este trabajo pueda ayudar a diagnosticar problemas de salud como la apnea del sueño. Generalmente este tipo de problemas son estudiados en los hospitales, donde los sensores están conectados al cuerpo de los pacientes y son supervisados por médicos. Por lo tanto, esta nueva tecnología podría hacer mucho más sencillo y preciso este proceso de detección ya que Chen incluso afirma que para los médicos puede ser difícil capturar patrones irregulares en los pacientes.

Para el estudio, los investigadores probaron la sensibilidad del micrófono en los auriculares para el registro de la frecuencia respiratoria y modificaron los auriculares para que pudieran funcionar como micrófonos adicionales que registraran en mono y estéreo. Los investigadores también filtraron el ruido del ambiente para enfocarse en la respiración y en otras acciones que tuvieran lugar durante el sueño como ronquidos y tos.

Los datos del estudio también arrojaron que aunque la tasa de respiración se midió con mayor precisión cuando el auricular se encontraba al lado de la almohada de un participante, este también funcionó bien con los auriculares sin modificar y colocados en una mesita de noche.

Andrew Campbell, profesor de ciencias informáticas en la Universidad de Dartmouth, ha dicho que este trabajo de investigación es “muy cool”, pero señala que podría ser difícil medir las señales de la respiración si hay más de una persona durmiendo en la misma cama.

Sin embargo, tal problema podría solucionarse debido a que hoy día los móviles se construyen con varios micrófonos para ayudar a anular el ruido. Por lo pronto, un documento sobre la tecnología se presentará en la conferencia IEEE Infocom en abril y a partir de allí podremos ver que otras cosas seguirán a estos primeros resultados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.