La ciencia comienza a mostrarnos que las computadoras no son las únicas que pueden programarse: Científicos han trabajado en una bacteria programada para encontrar tumores en el hígado.

Tal Danino, investigador del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), describió cómo logró programar la bacteria con un código genético, y además indicó que el sistema desarrollado podría utilizarse para identificar otros tipos de cáncer.

Por los momentos, el sistema solo ha sido probado en ratones, los cuales son alimentados con bacterias probióticas pre-programadas, parecidas a las que se encuentran en algunos yogures. Esta bacteria produce enzimas cuando encuentran un tumor, las cuales cambiarán el color de la orina. Hasta ahora, el sistema ha demostrado ser preciso en la detección del cáncer de hígado, un resultado bastante prometedor si tomamos en cuenta que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de hígado fue el segundo cáncer más letal en 2012 con 745.000 muertos a nivel mundial.

Durante su intervención en la conferencia, Danino indicó que el cáncer de hígado es difícil de detectar, por lo que realmente se necesita una tecnología que ayude a lograrlo.

“Existe un universo fascinante en nuestro cuerpo y ahora podemos programar bacterias así como programamos ordenadores”, dijo, aunque aseguró que la intersección entre la biología y los ordenadores aún está en un estadio primario. “No sabemos cuál será el impacto específico”, dijo el investigador.

Según apunta el trabajo de Danino, las bacterias podrían ser particularmente útiles en la batalla contra el cáncer. Asimismo, diversos estudios han demostrado que, a menudo, hay grandes concentraciones de bacterias dentro de los tumores, especialmente en los intestinales. Algunos expertos indican que las bacterias se esconden en los tumores ya que allí no pueden ser atacadas por el sistema inmune.

La siguiente etapa del trabajo de Danino se concentrará en usar esta bacteria programable para detectar otros tipos de cáncer y quizá, eventualmente, ofrecer tratamientos con esta tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.