¿Cuál es el mejor smartphone para niños? Una de las decisiones más importantes como padres es saber cuándo es el mejor momento para que nuestro hijo tenga su primer móvil. Puede resultar un auténtico quebradero de cabeza descubrir el modelo más adecuado para su edad. Cada vez que indagamos por Internet, recibimos un bombardeo constante sobre los grandes riesgos y los muchos beneficios que implica que nuestros hijos tengan un móvil. Al final hay una mayor confusión, por eso hemos elaborado esta guía con la intención de aclararte todo lo que necesitas saber sobre este tema.

Hay ciertos detalles que ayudan a aclarar dudas sobre esta importante decisión. No es lo mismo comprar un smartwatch para niños que un teléfono con acceso a Internet. Pero, antes de nada, es importante mencionar que es imprescindible dejar que los niños tengan acceso a este dispositivo: Aunque con precaución y tomando medidas para proteger a los niños en Internet. Se ha convertido en una de las herramientas más útiles en la vida moderna. Conviene que tengan conocimiento de sus funcionalidades, ventajas y desventajas desde una temprana edad. 

Edad apropiada para recibir el primer smartphone

Sobre esto no existe un criterio fijo. Lo que importa no es la edad cronológica sino la madurez del niño. Con una lista de puntos a tener en cuenta a la hora de decidir, podrás determinar si comprar el primer móvil para niños: 

  • Tiene que demostrar que es capaz de cuidar apropiadamente un aparato tan delicado y costoso. 
  • Debe tener la habilidad mental y manual necesaria para el manejo del dispositivo. 
  • Mostrar capacidad de comprender que, aunque se puede usar como tal, tanto el equipo como su capacidad de telecomunicación no son un juguete. Deben ser usados de forma responsable. 
  • Ser consciente de los gastos inherentes al uso de las funciones de telecomunicación de un móvil, en relación a las capacidades económicas de su familia. Además, aprender a usar el equipo teniendo en cuenta estos hechos. 
  • Comprender mínimamente los riesgos asociados al uso inadecuado de estos terminales. Destacan sobre todo la sobreexposición personal y contacto con extraños. 
  • Entender que, con el tiempo, este equipo se convertirá en el portador y custodio de su intimidad y la de su familia. Por tal razón, es recomendable que sea cuidadoso a la hora de ponerlo en manos ajenas. 

Estos puntos se pueden tener como una guía. Algunos padres podrán ignorarla por completo, otros parcialmente y otros incluso agregar más opciones. En cualquier caso, se recomienda que se le preste atención, ya que ayudará a determinar si el niño es lo suficientemente consciente para responsabilizarse de un móvil

Características de un móvil para peques 

El primer teléfono móvil que tendrá tu hijo no tiene que ser algo muy avanzado. Tenemos que recordar que lo usará una persona poco habituada al uso de estos equipos. Lo recomendable sería adquirir un equipo de gama baja, pero de buena calidad. Y aunque eso nos puede ahorrar un buen dinero, no es recomendable reciclar un equipo viejo de algún familiar. 

Es preferible que sea un dispositivo nuevo, puesto que poseen un software más actual y es menos probable que falle en un momento crítico. A continuación, os dejamos una lista de las características recomendadas para el primer móvil de niños: 

  • Procesador de gama baja: Snapdragon 4xx de Qualcomm, Exynos 7xxx de Samsung, Kirin 65x de HiSilicon y Helio X25 o P35 o inferior. Hablamos de los que montan móviles de 100 euros o menos.
  • Dimensiones de pantalla: Igual o superior a 4,5 pulgadas. Una pantalla muy pequeña puede suponer un esfuerzo extra de la vista y por tanto generar problemas visuales. Hay que recordar que un móvil muy grande en manos pequeñas es más difícil de manejar, por tanto es más normal que ocurran accidentes. 
  • Diseño sólido y resistente: Hay que recordar que lo usará un niño, las probabilidades de que reciba fuertes impactos son mayores. 
  • Funda protectora: Es recomendable adquirir junto con el dispositivo una funda que lo proteja de impactos. Debe sobrepasar la superficie de la pantalla para asegurarnos de que no se va a golpear en caso de que el equipo se caiga. 
  • Sistema de posicionamiento global: Este es uno de los puntos más importantes. Permite ubicar al niño con mayor facilidad en caso de emergencia. Puede ser GPS, GLONASS, Galileo o Beidou. Existen móviles que usan más de un sistema. 
  • Autonomía: Lo recomendable es que la batería dure al menos unas 8 horas de uso continuo. Esto incluye jugar o ver vídeos. Si aun así quieres estar más seguro, adquiere una buena powerbank
  • Software: Se recomienda que use la versión más nueva de S.O. a la fecha de compra. 

Control parental 

Asegúrate de que el dispositivo de tu hijo tenga un software de control parental, o al menos debe ser fácil de instalar. Es importante que permita rastrear el uso de Internet y evitar el acceso a páginas no deseadas. Con el acceso remoto al móvil de tu hijo se pueden bloquear total o parcialmente funciones desde el smartphone de los padres. Esto puede parecer un ataque a la intimidad de los hijos, pero hay que recordar que como padres se es responsable de su salud mental. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.