El coche volador podría estar más cerca de lo que pensamos… Al menos en una fase experimental, ya hay desarrollos que apuntan a ello. Es el caso de Pop.Up, la propuesta de Airbus para evitar el tráfico por aire: un vehículo con la particularidad de poder acoplarse a un dron que lleva en su techo, y en cuál podrás salir volando, literalmente, de un atasco.

Sí, como lo lees, un “coche volador”. O casi. Airbus Pop.up es un vehículo que cuenta con una “cápsula”, una especie de habitáculo con batería propia y fabricado en fibra de carbono, de 2,5 metros de largo y 1,4 metros de alto, en el que los pasajeros (dos como máximo) se montan cuando circulan.

Así, unido a su chasis inferior, con ruedas, con el Airbus Pop.Up se pueden recorrer hasta 100 kilómetros con una sola carga, sí como lo has pensado es eléctrico, pero si se separa de este y hace uso de su accesorio-dron (de 8 hélices) puede salir volando como si de un helicóptero improvisado se tratara. Una vez que haya terminado su trabajo, el vehículo regresará de manera autónoma a tierra para unirse de nuevo a la base y recargar las baterías que utiliza para moverse en estaciones dedicadas a este servicio.


Airbus quiere lanzar taxis voladores a finales de 2017


Con la app en su móvil, el pasajero podrá llamar y activar el dron. Además, podrá gestionar y controlar el vuelo, recibir avisos y sugerencias sobre el tráfico actual.

Podremos reservar el viaje en este medio de transporte, planificando los vuelos de este vehículo. Una vez que haya terminado su trabajo, el vehículo regresará de manera autónoma a tierra para unirse de nuevo a la base y recargar las baterías que utiliza para moverse en estaciones dedicadas a este servicio. Allí mismo esperará al próximo “cliente”.

Por ahora, Pop.Up es sólo un concepto. Airbus asegura que la cápsula podría incluso acoplarse a otros sistemas de transporte futuro como por ejemplo el Hyperloop. Lo que si podemos esperar es que el futuro del transporte está por el aire.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.