Entre los móviles más esperados de 2020 está el nuevo de Google. Y es que aunque un tenemos más o menos recientes los últimos dispositivos de Google, lo cierto es que ya hay varios rumores de como serían los próximos Pixel 5, provocado porque los Pixel 4 y 4 XL no han sido lo que muchos esperaban.

Dadas las carencias de los actuales Pixel en comparación con su competencia, muchos esperamos que de una vez por todas Google de el golpe sobre la mesa que merecen unos terminales que llevan su nombre y que están fabricados por ellos.

Lo que es indudable es que, pese a que el diseño y algunos detalles de los últimos Pixel no han sido del todo acertados, estamos ante unos dispositivos que están a la altura de los mejores, al menos en rendimiento, ya que Google desarrolla cada nuevo Android pensando explícitamente en sus dispositivos, como también hace Apple con los iPhone.

Características del Pixel 5

En cuanto a su interior aún es demasiado pronto para tener información más o menos fidedigna, aunque todo el mundo asume que tendrá el Qualcomm Snapdragon 865 como procesador, junto a 8 GB de RAM, puesto que Google tradicionalmente monta menos memoria RAM que sus competidores, porque no lo necesitan al estar Android tan perfectamente integrado.

Respecto al almacenamiento no hay nada claro, puesto que hay rumores donde aseguran que traerá 64 GB o 128 GB como los hay que elevan esa cantidad a 512 GB.

Las pantallas apuntan a sensores OLED de 5,7 pulgadas para el Pixel 5 y de 6,3 pulgadas para el Pixel 5 XL con una tasa de refresco de 90 Hz, por lo que se quedaría un poco por debajo de varios de sus oponentes que ya han dado el salto a los 120 Hz.

Lo que tenemos claro es que en lo que a conectividad se refiere, no faltará lo último de lo último como es WiFi 6, Bluetooth 5, conectividad vía satélite compatible con todos los tipos existentes o NFC.

No conocemos la batería que traerá, pero si podemos conocer un dato con respecto a la carga gracias a la recientemente presentada versión Developer Preview de Android 11. En esta primera toma de contacto con el que será el nuevo sistema operativo que estrenarán los Pixel 5, vemos que está integrado un sistema de carga inversa, es decir, que los nuevos terminales de Google serán capaces de cargarse entre sí o cargar otros teléfonos con este mismo sistema, como los Samsung Galaxy S20, con solo colocar sus traseras una frente a la otra.

Qué esperamos de los nuevos Pixel

Pixel 5
Los Pixel 5 también llegarían en color blanco

Hay muchas cosas que los Pixel 4 podían mejorar, no tanto en rendimiento y fluidez, sino más bien en detalles que hacían sentir que no estábamos ante un teléfono todo lo top que nos querían hacer ver desde la gran G.

Sensor de huellas en Pixel 5

Uno de los primeros deseos que podíamos expresarle a Google para que incorpore en los Pixel 5 es el sensor de huellas, algo que no está presente en el Pixel 4. Entendemos que el sensor facial no iba nada mal, pero hacia muy limitada la opción del desbloqueo.

Si este nuevo modelo de Pixel incorporara lector de huellas bajo la pantalla, como lleva toda su competencia, haría que fuese más atractivo a un gran público que ya entiende este sensor como prácticamente imprescindible.

Batería en Píxel 5

A los Pixel 4 no les sobraban muchos mAh que digamos. Esto no significaba que su autonomía fuese mala del todo, sino que entendíamos que con una batería más en consonancia con la competencia, podrían alcanzar cifras realmente buenas.

Pues eso esperamos en estos nuevos Pixel 5, una batería en consonancia con lo que llevan los nuevos Xiaomi Mi 10 por poner un ejemplo, algo que a priori le permitirá tener una autonomía que difícilmente podrán alcanzar muchos de sus oponentes.

Cámara en Pixel 5

El apartado fotográfico nunca ha sido malo en los Pixel, en eso estamos todos de acuerdo. Pero tenemos que admitir que cuando vemos las especificaciones de los Google Pixel, nos preguntamos que serian capaces de hacer si sus sensores fueran de una potencia similar al resto de terminales de la llamada gama alta.

Echábamos de menos en el Pixel 4 un sensor gran angular, algo que hubiera elevado aún más las excelentes facultades de la cámara trasera de dicho dispositivo. Por eso, asumimos que los tres sensores del Pixel 5 albergan un sensor principal, junto con un teleobjetivo y una lente gran angular.

Por eso esperamos que Google esta vez sí nos deje con la boca abierta en este sentido y consiga no solo unas grandes fotos, sino unas fotos espectaculares.

Diseño

Esto del diseño siempre es muy subjetivo y fuertemente arraigado a los gustos personales de cada persona, pero creemos que arriesgar un poco más en el diseño podría ser bueno para una marca a la que se le ha achacado muchas veces buscar un diseño “excesivamente” influenciado por la manzana mordida.

Pixel 5
Así parece que será el Google Pixel 5

Hace unos días se filtró una imagen de cómo podría ser la parte trasera del futuro Pixel 5 de Google. Según la filtración, esa sería una de las tres líneas de diseño que ahora mismo está barajando la compañía con sede en Mountain View.

Una de ellas es la de la foto que veis más arriba, con tres sensores traseros colocados en torno a un flash LED de doble tono. Esto nos indica varias cosas, como que Google ya va a empezar a apostar por la moda actual, en la que al menos se montan tres sensores traseros.

Según dicha filtración podemos asumir que el acabado trasero será en cristal, aunque pocas conclusiones más podemos sacar, salvo que observamos que tal y como ocurre en los actuales Pixel, el botón de desbloqueo está en otro color y con textura, para que no pase desapercibido.

Y creemos que el diseño que hemos visto en la filtración que colocábamos más arriba hace que, por lo menos, se diferencia del resto de terminales de gama alta del mercado. Puede ser que desde Google nos muestren un terminal muy parecido a este render o que opten por ser mucho más conservadores, pero lo que si queremos pedir es que los Google Pixel tengan personalidad propia.

Habrá que esperar a octubre casi con toda seguridad, para saber como serán los nuevos Pixel 5 y sus precios, aunque no creemos que difieran mucho de los actuales, con unos 759 euros para la versión más pequeña y unos 899 euros para la versión de mayor tamaño. Lo que estamos convencidos es que, si Google lo hace medianamente bien, se convertirán en uno de los teléfonos más deseados de 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.