Puede parecer inverosímil, pero no lo es: Las ondas sonoras pueden ser usadas para hackear tu móvil. Presta atención cómo puede ser posible…

Resulta que un grupo de profesores de la Universidad de Michigan, EE. UU., descubrió que los móviles y aparatos electrónicos con acelerómetro pueden ser hackeados al recibir lecturas falsas a través de tonos de audio.

Para demostrarlo, hicieron sonar unos archivos de audio a dos dispositivos: Lograron que un Samsung Galaxy S5, por ejemplo, deletreara la palabra “WALNUT” en un gráfico de las lecturas del acelerómetro (que el usuario probablemente no vería). Engañaron también a un dispositivo de actividad de la marca Fitbit a registrar pasos que nadie estaba tomando.

Confundieron estos aparatos y convirtiéndolos en vulnerables para ser hackeados. Ante esa situación, que puede perjudicar a más de uno, los investigadores sugieren algunas formas de bajo costo para proteger los acelerómetros, incluyendo amortiguar los sensores con espuma… ¿Será suficiente prevención?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.