Los robots periodistas son una realidad, y en estos días hablábamos del tema por aquí. Para muchos medios de comunicación su utilidad es fundamental: Ayudan a procesar grandes volúmenes de información y datos, lo que se traduce en mayor producción de noticias para su público. Pero… ¿son del todo fiables? ¿Procesan información veraz?. La respuesta es que no siempre lo hacen, y por eso aquí te diremos cómo los robots periodistas pueden difundir noticias falsas.

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que los robots periodistas son manejados por una persona con motivos e intenciones. De acuerdo con lo que publica Animal Político, ese alguien debe crear una serie de plantillas para que el software llene los espacios en blanco y “escriba” una historia apropiada. Y alguien tiene que decidir qué informes de la empresa se cubrirán en primer lugar.

De caer en las manos equivocadas, los robots periodistas podrían lanzar estadísticas de asuntos de interés equivocadas que influirán en la agenda pública.

Y, si a todo lo antes expuesto le sumamos el hecho de que algunas compañías que ofrecen este tipo de plataformas, como Wordsmith, no poseen una política que estipule a quién puede o no vender los productos, es más factible que los robots periodistas puedan difundir noticias falsas. Siempre faltará la comprobación de un humano, no solo para que los datos sean fiables, sino para que las noticias que se difundan sean éticas… ¿no crees?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.