Los chicos de hoy en día casi nacen hablando y sus destrezas tech asombran desde temprana edad, hecho que se avala tras un pequeño estudio liderado por la Universidad de Cork (Irlanda), el cual ha develado que los niños de dos años son expertos en el uso de pantallas táctiles y pueden deslizar, desbloquear, y buscar activamente características en los dispositivos inteligentes.

Según destaca Tendencias21, el estudio se ha realizado a niños en quienes la edad variaba de 20 a 30 meses, y poco más de la mitad (57%) eran varones. Asimismo, se refiere a que los investigadores advierten que algunos de los problemas que surgen con la observación pasiva de la televisión también se podrían aplicar a estas tecnologías, teniendo en cuenta que estos pequeños niños se saben manejar en el mundo de las tabletas y los smartphones para buscar sus juegos favoritos.

“Este nivel de interactividad se asocia con su capacidad de juego e indica que la tecnología podría tener un papel potencial en la evaluación del desarrollo de los niños pequeños”, señala Caroline Ahearne, investigadora del departamento de pediatría de la Universidad de Cork y autora principal del estudio.

g2

Test a los padres

Como lo reseña el mencionado sitio web, dicha investigación basa sus conclusiones en 82 cuestionarios sobre acceso a pantallas táctiles y su uso, el cual fue completado por los padres de niños de entre doce meses y tres años, donde se les preguntó a los progenitores sobre el tiempo que sus hijos utilizaban la pantalla cada día y si eran capaces de desbloquearla, deslizar el dedo a través de páginas o imágenes, y reconocer e interactuar con características específicas, como iconos de aplicaciones para juegos. De igual manera, se preguntó a los padres si habían descargado juegos o aplicaciones para el uso de sus hijos.

Al respecto, la mayoría de los padres (82%) dijo que poseía un dispositivo de pantalla táctil como un teléfono inteligente o una tableta; y la mayor parte, manifestó que dejaba su dispositivo a su hijo para jugar una media de 15 minutos al día, mientras que casi dos tercios (62%) habían descargado aplicaciones para niños.

De igual manera, nueve de cada diez padres indicaron que sus hijos eran capaces de deslizar el dedo por la pantalla, la mitad sabían desbloquearla y casi dos tercios (64%) buscaban activamente aplicaciones tocando la pantalla.

¿Herramienta inadecuada para los más chicos?

El estudio refleja que la edad promedio de los niños que dominan las tres habilidades mencionadas fue de 24 meses, mientras que la media de edad para identificar y utilizar las funciones de pantalla táctil específica sugiere unos 25 meses.

Asimismo, se pudo saber que uno de cada tres de los niños de 29 meses realizó las cuatro tareas especificadas en el test. Además, el cuestionario indica que niños de solo un año ya utilizan regularmente las pantallas táctiles.

Un dato curioso, según refleja tendencias21, es que en 1999 la Academia Estadounidense de Pediatría recomendaba que los niños menores de dos años no pasasen tiempo frente a pantallas, debido a que se arriesgaban a exponerse a material inadecuado, y que de igual forma advertía que podría desplazar otras interacciones importantes para el desarrollo y el juego.

gi

Asimismo, indica que estas recomendaciones se hicieron antes de la llegada de los dispositivos de pantalla táctil, lo que podría tener un impacto diferente en los cerebros en desarrollo de los niños, según manifiestan las investigadoras.

“Las aplicaciones de pantalla táctil ofrecen un nivel de interacción no experimentado previamente con otros medios y son más afines al juego tradicional”, señala Ahearne. “Esto abre una aplicación potencial de estos dispositivos, tanto para la evaluación del desarrollo, como para la intervención temprana en niños con patologías de alto riesgo”. Sin embargo, advierte: “Hay ya muchas aplicaciones diseñadas para bebés y niños pequeños, pero no existe una regulación de su calidad, valor educativo, o su seguridad”.

En este sentido, las investigadoras plantean que es posible que algunos de los problemas que surgen con la observación pasiva de la televisión también se pudieran aplicar a estas tecnologías.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.