Home Tecnología Móviles 3 pros y 3 contras de comprar un smartphone plegable en 2020

3 pros y 3 contras de comprar un smartphone plegable en 2020

SAMSUNG GALAXY Z FLIP Camaras1
SAMSUNG GALAXY Z FLIP Camaras1

Como bien sabéis en los últimos meses se han presentado un buen número de móviles plegables con distintos tipos de conceptos en su plegado. Desde el primero que fue el Samsung Galaxy Fold hasta el recientemente llegado Huawei Mate Xs, no todos ofrecen el mismo tipo de plegado, ni siquiera especificaciones parecidas o precios similares. Por eso, si estás pensando comprar un smartphone plegable, debes leer este post donde te vamos a mostrar 3 pros y 3 contras de adquirir un terminal de ese tipo ahora mismo.

Como te decíamos líneas más arriba, no todos los plegables valen igual, pero si tienen algo en común y es que ninguno de ellos es precisamente barato y no te esperes que estén entre los mejores móviles por menos de 500 euros de 2020. Debemos estar bien seguros antes de comprarlo, por eso te invitamos a seguir leyendo.

Smartphones plegables en 2020

Aunque es una tecnología que será el futuro de la telefonía (o al menos todo parece indicar eso), algunos aseguran que el uso actual esta tan poco avanzado que estos conceptos enseguida se quedarán obsoletos en el momento en el que las marcas consigan desarrollarlos al 100%.

Para otros estamos ante el futuro hoy en día y muchos de estos móviles ya representan el cómo serán los teléfonos en los próximos años, pasando desde esta gama alta en la que ahora se sitúan hasta las gamas inferiores en no muchos años.

3 pros de comprar un smartphone plegable

Vamos a ver las principales ventajas de comprar un smartphone plegable como el Samsung Galaxy Z Flip hoy en día, ya que pese a llevar muy poco en el mercado este tipo de dispositivos tienen facultades de sobra para seguir entre nosotros. Vamos a ver las 3 razones más relevantes.

1. Menos espacio o más espacio, 2 en 1

novedades Huawei mate Xs
Así es el pliegue del Huawei Mate Xs

La principal ventaja para comprar un smartphone plegable es la de tener un móvil cuando nos interese para convertirlo en una tablet en los momentos que lo necesitemos. No todos los plegables nos ofrecen esta facultad, actualmente solo el Samsung Galaxy Fold y el Huawei Mate Xs tiene un diseño para poder aprovechar esta ventaja.

Llevar en el bolsillo un smartphone, utilizándolo como tal y en el momento que queramos ver algo en una pantalla más grande, como podría ser un video de YouTube, abrimos nuestro smartphone y conseguimos el doble de pulgadas para poder disfrutar de ese contenido, es una ventaja realmente significativa.

El resto de los conceptos de teléfono plegable como el Motorola Razr o el Samsung Galaxy Z Flip, ofrecen un concepto donde el espacio es el gran protagonista. Es decir, cuando nos interese tendremos un teléfono móvil del mismo tamaño de los que se usan hoy en día, pero a la hora de llevarlo en un pantalón o un bolso ocupan la mitad.

Este concepto es un buen aliciente para comprar un smartphone plegable, ya que este tipo de teléfonos consiguen ocupar tan poco espacio, que nos parece estar llevando terminales de otra generación, en vez de lo último de lo último en telefonía.

2. Teléfonos ideales para el trabajo

A la hora de decidir si queremos o no comprar un smartphone plegable, debemos tener en cuenta que estos terminales son ideales para aquellas personas que utilizan una tablet a nivel profesional o que hasta ahora tenían un Samsung Galaxy Note 10, ya que utilizaban su teléfono también para tareas de ofimática, por poneros un ejemplo.

Ahora podrían seguir utilizando el terminal para las mismas tareas, pero pudiendo dejar la tablet en casa ya que lo llevan todo junto. En el momento que necesiten tener un smartphone para poner una cita o una nota, ya lo tienen, pero si necesitan colocar datos en un Excel, con solo abrir el teléfono ya tendrán su tablet totalmente operativa.

3. Pantallas menos frágiles, al menos en teoría

Samsung Galaxy Fold vs Samsung Galaxy Z Flip
Este es el Samsung Galaxy Fold

Algo en lo que debemos sufrir menos con los plegables es por el hecho de romperse la pantalla por un golpe ya que, en teoría, estas pantallas aceptan con mayor durabilidad el impacto que las de los terminales actuales.

El problema viene cuando Samsung tuvo que dejar de vender el Fold porque su pantalla se rompía en la parte que se doblaba, aunque ahora parece totalmente solucionado y hasta Huawei ha potenciado la pantalla en esa zona en el Mate Xs para que no sufran ningún deterioro en el tiempo que usemos el teléfono, y nos decidamos a comprar un smartphone plegable.

3 contras de comprar un smartphone plegable

Pero no todo es bueno en este tipo de tecnología ya que hay ámbitos donde no dudamos que van a mejorar con el tiempo, pero que actualmente suponen un problema en comparación con los teléfonos tradicionales.

1. Pantallas de menos calidad

Samsung Galaxy Z Flip
Así es el Samsung Galaxy Z Flip

En líneas generales estas pantallas aún no han llegado a las calidades que tienen las mejores pantallas tradicionales. No son malas pantallas, pero sí que aún tienen bastante margen de mejora.

Además, en la parte donde se dobla la pantalla, todos tienen una marca más o menos perceptible que empeora en algunos casos la imagen y otros el tacto sobre este tipo de pantallas, lo que podría ser algo negativo para comprar un smartphone plegable.

2. Móviles cerrados bastante gruesos

Cuando los terminales plegables están abiertos no tenemos ningún problema con respecto al grosor, pero en el momento en el que los cerramos todos “pecan” de lo mismo.

Los móviles compiten a menudo por ser el terminal más delgado y liviano del mercado, llegando al extremo en varios casos de suprimir elementos como el jack de 3,5 mm para poder reducir el grosor. Sin embargo, los plegables actuales no pueden competir en ese sentido de ninguna manera y menos cuando los cerramos, puesto que sus dimensiones en lo que respecta al grosor son muchísimo más amplias que la de los teléfonos normales.

3. Tecnología no apta para todos los bolsillos

Motorola RAZR
Así es el Motorola RAZR

Pero si hay algo por lo que no es una buena idea comprar un smartphone plegable hoy en día es por su elevadísimo coste, aun queriendo adquirir el más barato, puesto que hoy en día estos son los precios de los 4 modelos plegables que están en el mercado:

  • Samsung Galaxy Flip Z: 1.500 euros.
  • Motorola Moto Razr: 1.599 euros.
  • Samsung Galaxy Fold: 2.020 euros.
  • Huawei Mate Xs: 2.500 euros.

Como veis no es un precio fácilmente alcanzable para la inmensa mayoría de los usuarios del mundo smartphone, aunque no dudamos que como ocurre con las nuevas tecnologías, en un principio tienen unos precios desorbitados para con el paso de los años convertirse en asequible a todo tipo de bolsillos. Si este tipo de móviles sigue adelante en su desarrollo llegará un momento en que todos podamos tener uno.

Ahora ya podrás decidir con más argumentos si quieres o no comprar un smartphone plegable o si prefieres ir a por uno de los móviles más esperados en este año 2020.

NO COMMENTS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.